Publicidad

La lista de boda de Kim Kardashian definitivamente es a prueba de crisis

La lista de boda de Kim Kardashian definitivamente es a prueba de crisis
26 comentarios


Hay que ver que Kim Kardashian va siempre a por lo grande. No se conforma con unos pechos normalitos, un anillo de boda discreto, una casa modosita o unos novios que antes de ultra millonarios sean humildes, que va. A lo grande, a lo ostentoso y si hay crisis… mejor que mejor me lo pones, que seguro que no existe y son los padres. Porque a la vista de la retahíla de regalos de boda que ha encargado, ya os digo yo que como dudéis por un instante que igual no podéis permitírosla, estáis acabados. Es una lista para valientes sin escrúpulos que usan la Visa Oro como quien usa un clínex.

Y si no, ya me diréis quien es el guapo que se gasta las perras en un cenicero de 840 dólares, un juego de copas de champán de 130 dólares cada copa, una cucharita de plata de 1.250 dólares, un cuchillo de mantequilla de 520 y un tenedor de 780. Pues eso, alguien que tiene tanto dinero que le da igual hacerle sentir a una cucharita de plata la persona más importante de este mundo al pagar por ella lo que viene siendo al cambio unos 870 euros.

Pero no hemos terminado, que sí hacéis bien vuestros deberes y les regaláis lo que pedís, los recién casados podrán desayunar a la mañana siguiente en una bandeja de 1.590 dólares, sirviendo el café en una tetera de plata de 1.650 y todo ello alegrado por la vista de unas preciosas flores que aguardarán en un florero de 7.850 dólares. Lo dicho, que para que ir a desayunar al Ritz el día después de tu boda cuando puedes montarte tu solito la habitación en tu propia casa.

Y sí, Kim Kardashian ha tenido el detalle de pensar en los más desfavorecidos y las personas más humildes que, sin entender ni desearlo, no pueden permitirse dejarse el sueldo de un mes en un jarrón para que la nena tenga los narcisos bien situados, ha sacado alguna que otra cosilla más asequible de precio como por ejemplo las servilletas de 12.50 dólares. Pero claro, no es cuestión de llenarla la casa de servilletas, que además de privarle del deseo de tomarse los cereales con una cuchara de casi 900 euros, se va a pensar que le estamos llamando guarra indirectamente.

Foto | Kim Kardashian en Facebook

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios