Publicidad

Manías y antojos de Paris Hilton: crónica caprichosa de una multimillonaria en España

25 comentarios

La multimillonaria rubia más mediática de los últimos tiempos, carne de reality show, fiestera como pocas y envuelta en los escándalos más escandalosos ahora viene a España y para el deleite del personal se hace la fina y caprichosa, ¿a quién pretendes engañar querida Paris?. La simpar Hilton ha estado estos días en en nuestro país, y el motivo de la visita no puede ser otro que salir de fiesta y apoyar a la escudería que lleva su nombre, el Paris Hilton Racing Team, que compite en el Gran Premio del Mundial de Motociclismo de Catalunya, que se ha celebrado este pasado fin de semana en el circuito de Montmelló.

Pero antes de llegar a la ciudad condal la heredera del imperio Hilton estuvo el viernes en Bilbao. El motivo no podía ser otro que irse de sarao, la discoteca más posh de la capital vizcaína tuvo a bien contratarla como madrina de un evento, y ella hizo un esfuerzo en su apretada agenda y accedió a la propuesta, porque como todo el mundo sabe a Paris no le gustan nada las fiestas (ejem, ejem…). Llegó a la ciudad con unas medidas de seguridad propias de la realeza; coches tintados de gran cilindrada y seguridad por doquier. Escondida y tapada con una gran manta, para que nadie pudiera tomar una foto sin antes pasar por peluquería y maquillaje, decepcionó a sus fans que la esperaban en el lujoso hotel, al grito de Paris we love you.


paris hilton

O sea me ape un pantumaca, ahaha…

Entre los requisitos que pidió la pizpireta rubiacabe citar la gran suite de 250 m2, con una inmenso vestidor apto para almacenar los 40 vestidos, que ha traído Paris para dos días de visita oficial, suponemos le cuesta sudor y lágrimas elegir modelito, y entre otras lindezas pidió que se rociara su cama con lavanda, al parecer uno de sus fetiches a la hora de dormir. Pero no acaba aquí la cosa porque lo peor de todo es que la celebritie exigió por contrato que las camareras de Pachá no podían mirarla directamente a los ojos, quién sabe si para evitar el mal de ojo. Paris quién te ha visto y quién te ve, con lo que has sido tú, que hasta en el porno, casual o accidentalemnte te has visto metida.

Tras abandonar Bilbao donde vini, vidi, vici, vamos que hizo un visto y no visto partió paraBarcelona, nada más llegar a tierras catalanas ni corta ni perezosa se enfundó uno de sus party outfits muy discreto como de cotumbre (vestido de seda con estampado floral, collar de brillantes con anillo a juego y un cluth repleto de predrería, antes muerta que sencilla…) y se fue de juerga a la discoteca Sutton, un garito de lo más exclusivo. El exclusivo Hotel W fue el elegido para hospedarse, cuya suite roza la friolera de 10.000€ la noche, donde al parecer Paris mareó al personal con muchas de sus manías, menos mal que en ambos hoteles contaba con un servicio de mayordomo 24h porque sino no hubiera pegado ojo la estrella, ¡qué stress la vida de la artista!

Foto | Gtresonline
Video | Youtube

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios