Helena Christensen para Triumph, no apta para gente con problemas cardíacos

Helena Christensen para Triumph, no apta para gente con problemas cardíacos
2 comentarios
HOY SE HABLA DE


Es costumbre (y por costumbre tal y como están las cosas me refiero a tres años) que la firma Triumph premie a los mejores diseñadores de lencería en los Triumph Inspiration Awards 2011 y que este año han contado entre sus filas con los pechos de la mítica modelo danesa Helena Christensen. Y la elección no es para nada fruto del azar, no os vayáis a pensar que tiraron de agenda de modelos y la primera que les dijo que sí fue la que se adjudicó el título de maestra de ceremonias, que va.

La relación de Helena Christensen con Triumph es bastante estrecha si consideramos el hecho de que además de ser imagen de la firma (ahora os hablo de la nueva línea de lencería que ha sacado y que no tiene desperdicio) es embajadora de la marca y de su futuro profesional. Vamos, que está metida de lleno en el mundo de la lencería fina y los sujetadores de copa y además con un poco de suerte, para navidad le regalan algún que otro conjunto para regalar a sus amigas y dinero que se ahorra en el amigo invisible.

Helena

Pues eso, que además de darle el premio a la ganadora, que resultó ser Boglárka Bódis de Hungría, nuestra Helena es mucha Helena y a pesar de sus años nos demuestra que sigue teniendo un cuerpazo que madre del amor bendito quién pudiese llegar a su edad con semejantes curvas. También os comentó que uno ya por experiencia sabe que estas cosas tiene que tomárselas con calma que no se sabe cuanto de verdad y cuánto de photoshop hay en todo este mejunje…

Helena

El caso es que, como no podía ser de otra forma, la gente no ha dejado de alabar semejante tipo y motivos no faltan desde luego: 43 años y sigue pudiendo enfundarse semejantes bikinis para la nueva colección de la firma The Luxury Collection. Por mucho retoque que haya, el poso es el poso y os digo que lo de esta mujer no es ni medio normal…

Fotos | Triumph

Temas
Comentarios cerrados
Inicio