Publicidad

Amy Winehouse "apadrina" a una niña

Amy Winehouse "apadrina" a una niña
11 comentarios


¡No, por Dios! No penséis que ahora Amy Winehouse está haciendo apología de la maternidad y en un arrebato de locura ha decidido apadrinar a un niño. Menos mal que, como ella misma ha reconocido, si no es capaz de cuidarse a ella misma, mucho menos se la puede dejar al cargo de un niño pequeño. La idea de ver a un pequeño ‘Amy’ revoloteando por ahí y haciendo de las suyas (de las de su madre, mejor dicho) me horroriza. Sería como tener a Chucky, el muñeco diabólico danzando por la faz terrestre.

Pero no, el apadrinamiento al que nos referimos tan solo es musical. La discográfica creada por Amy Winehouse, bajo el nombre de Lioness Records, nombre que al parecer proviene de la niñera que la cuidó durante mucho tiempo, ha querido que Dionne Bromfield de tan solo 13 añitos, cante para el sello de Amy, porque creen ver en ella un potencial increíble.

Amy Winehouse

“La primera vez que escuché a Dionne cantar, no podía creer lo que estaba oyendo. Una voz tan increíble en una chica tan joven. Ella es mucho mejor de lo que yo era a su edad. Estoy muy orgullosa de ella”

Dicen que incluso canta mejor que ella (que no me extrañaría). El caso es que Introducing Dionne Bromfield, que es como se va a llamar el disco presentación de esta chica, saldrá el próximo mes de octubre y en él, Dionne cantará versiones de varios clásicos como ‘Ain’t no mountain high Enough’, ‘Tell him’, o la preferida de Amy, ‘My boy Lollipop’, teniendo además un dúo las dos, bajo el nombre de ‘Mama Said’ en la que podremos comparar el registro de ambas dos.

Pero atención, que si hasta ahora la madre estaba en su sofá tan pachorra pensando que sin saberlo había dado a luz a una Marisol del siglo XXI, la pobre tiene que estar a base de tilas y de infusiones nada más oír a Amy Winehouse decir:

“Quiero que Dionne tenga más experiencia vital para que pueda escribir mejores canciones”

Y como Amy Winehouse entienda por experiencias vitales tener la nariz más empolvada que una bailarina de cabaret, yo como madre, desechaba la idea de que mi hija triunfara en el mundo del espectáculo, la metía a estudiar y, cuanto más lejos de Amy Winehouse esté, mejor que mejor, que al final ya se sabe que todo acaba pegándose, y de Amy Winehouse, un resfriado es lo más inocente que se nos puede pegar, la verdad.

Vía | ABC

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio