Publicidad

Lady Gaga pierde kilos a lingotazos de Whisky

Lady Gaga pierde kilos a lingotazos de Whisky
17 comentarios


Lo que os voy a contar ahora sobre Lady Gaga, de hacerlo en casa ni hablar, que es una auténtica salvajada caso de que sea cierto que de lo que uno oye por ahí de ella a lo que en verdad haga, seguro que nos separan kilómetros y kilómetros de incertidumbre. El caso es que ya os hemos hablado en varias ocasiones de los cambios de peso tan bruscos que hace la muchacha para poder meterse en los vestidos que gasta en algunos de sus conciertos y giras. E igual alguno pensaba en ir a pedirle el numero del personal training que se gasta porque quiere ser igual que ella. Pues no os preocupéis que ya os lo facilito yo: vale 20 euros como mucho y en cualquier supermercado o tienda de licores podréis encontrarlo.

Efectivamente, nuestra Lady Gaga pierde kilos a base de lingotazos. Y no, que va, no es que ella haya descubierto alguna milagrosa propiedad que hasta ahora el resto de los mortales desconocíamos sobre esta espirituosa bebida. Lo que ocurre es que si dejas de comer durante semanas y te alimentas a base de Whisky, aparte de cogerte unas menopeas de agárrate y no te menes, lo más lógico es que acabes perdiendo peso. Pero vamos, que eso te pasa con whisky, té helado, café o pure de garbanzos.

Eso sí, ella lo compagina con deporte, que todo lo que se mete para el cuerpo lo quema como sea. Así que podréis imaginar en el deplorable estado que podéis encontrarla en algunas ocasiones cuando salga a correr al parque:

Me gusta beber whisky y otras cosas mientras trabajo. El problema es que tengo que hacer ejercicio todos los días, así que entreno con resaca. Se trata de correr y mantenerte inspirada. Tengo que decir que hago un montón de yoga

Y tengo que decirte querida que, si consigues salir a correr y practicar Bikram Yoga (porque me ha dicho un pajarito que es lo que tú practicas) que no son sino 26 posturas y dos ejercicios de respiración supercompletos que te dejan como nuevo pero eso sí, un poco baldado, y encima lo haces con la resaca del quince por los lingotazos del día de antes… de verdad que te pongo en un pedestal. Porque yo al día siguiente con la boca como la tengo que parece que me he metido un bocata de anchoas y la cabeza que parece que la filarmónica de Viene está dando el concierto de año nuevo en mi cerebelo, lo último que me apetece es salir a correr a que me de el aire.

Vía | Metro
Foto | Lady Gaga en Twitter

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios