Publicidad

Mackenzie Scott, tras darse de baja de Amazon Prime (y divorciarse de Jeff Bezos), se casa de nuevo con un profesor de instituto

Mackenzie Scott, tras darse de baja de Amazon Prime (y divorciarse de Jeff Bezos), se casa de nuevo con un profesor de instituto
Sin comentarios

Mackenzie Scott nunca fue conocida como Mackenzie Scott. Ella siempre fue "la mujer de". Más concretamente, la de Jeff Bezos, el creador de Amazon. Al casarse con él adoptó su apellido y desde entonces pasó a estar a la sombra de Jeff y bajo el nombre de Mackenzie Bezos.

Pero todo divorcio tiene su lado positivo. Y no solo tener que dejar de soportar que tu pareja se deje la tapa del váter abierta o que ronque por las noches. Que sí, que eso está muy bien. Pero en esta ocasión hay otro punto importante, porque Mackenzie consiguió el puesto 22 de las personas más ricas del mundo. Que se dice rápido, pero eso te da para un par de chicles y para comprarte la empresa de Trident si se te mete entre ceja y ceja.

Jeff Bezos y Lauren Sánchez GTRES | Jeff Bezos y su nueva pareja, la periodista Lauren Sánchez

44.450.000.000 dólares es su fortuna neta. Léela otra vez. No, no nos hemos equivocado poniendo ceros de más. Un patrimonio que creció en un 81 por ciento desde poco después de que firmaran el divorcio. Desde entonces, ha donado casi 6 millones de dólares a diferentes entidades sin ánimo de lucro.

Mackenzie y Jeff estuvieron juntos 25 años y la relación dio para parir a 4 hijos. Pero se acabó el amor... entre ellos. Porque Mckenzie ha encontrado a un nuevo churri que ocupe su corazón y con quien no ha dudado en casarse.

Scott Mackenzie y  Dan Jewett Foto: The Giving Pledge | Scott Mackenzie y Dan Jewett

Dan Jewett es el hombre que ha conseguido plantar su bandera en el corazón (de oro) de Scott. Y te preguntarás, ¿quién es este señor? ¿Un magnate? ¿Un empresario? ¿Alguien que mueve fajos de billetes como tú mueves folios en blanco? ¡Pues no!

Dan es maestro de ciencias en una escuela de Seattle. Ni más ni menos... Qué bonito. Qué romántico. Qué de película, ¿no?

"En un golpe de feliz coincidencia, estoy casado con una de las personas más generosas y amables que conozco, y me uniré a ella en un compromiso de transmitir una enorme riqueza financiera para servir a los demás", ha escrito el propio Dan en la web de The Giving Pledge, una organización filantrópica a la que ambos pertenecen.

"Mi enfoque de la filantropía seguirá siendo reflexivo. Tomará tiempo, esfuerzo y cuidado. Pero no esperaré. Y seguiré haciéndolo hasta que la caja fuerte esté vacía", declaraba Mackenzie hace sólo unos días sobre su deseo de donar cantidades a mansalva.

El amor... qué bonito es. Este es el tipo de historia que nosotros queremos vivir. Las que tienen muchos ceros.

Imagen de cabecera | @mackenziescott2020

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio