Publicidad

El nuevo novio de Leire Martínez, vocalista de 'La Oreja de Van Gogh', que se dio a conocer en 'Sálvame'

El nuevo novio de Leire Martínez, vocalista de 'La Oreja de Van Gogh', que se dio a conocer en 'Sálvame'
Sin comentarios

"Abrázame, abrázame, que el sol se va y hay que volver", canta Leire Martínez, la vocalista de 'La Oreja de Van Gogh', en uno de los últimos temas del grupo. Y fíjate que la Leire es una muchacha que consigue todos los objetivos que se propone. Y ahí está, que a falta de una mantita ahora que llega el invierno, se ha pillado un maromazo que le abrace y le quite los fríos.

Por si quedaba alguna duda, no, los abracitos no se los va a dar Amaia Montero, que, si se acerca, es para darle un beso a lo clan de la Camorra. El muchacho en cuestión, como anuncia la revista '¡Qué me dices!', es Miguel Sueiras. Saxofonista de profesión (con dedos y labios bien fuertotes para el gozo de Leire), nació en Ferrol en 1980. Todo ventajas: te toca un poquito de Jazz mientras te prepara un pulpo a la gallega.

Pero es que, además, Miguel no es una cara desconocida en el mundo de la televisión y, más concretamente, de 'Sálvame'. Incredibol, ¿verdad? Pero no, no es lo que piensas. Que Miguelito no se iba allí al programa a merendar y a echar la tarde de tertulia, no. Él fue saxofonista oficial de la sección 'El Club del Espectador', que presentaba Kiko Matamoros.

El Club Del Espectador El de la flechita es Miguel, en la sección 'El Club del Espectador'.

Respecto a Leire, desde el 2018 no se le conoce ninguna pareja. Fue en ese año cuando se divorció de Jacobo Bustamante después de tres de matrimonio. "Hay relaciones que funcionan y otras no, la vida es así", contó por aquel entonces a la revista '¡Hola!'. Con él tuvo, a finales de 2015, su primer hijo.

Leire Martinez Jacobo Bustamante Boda de Leire con Jacobo Bustamante.

Mientras tanto, nosotros nos imaginamos a Amaia Montero en su casa, más concretamente en la cocina, recién levantada con el bañador rosa, sacando una taza que se llevó del Starbucks y echándose un poquito de leche. Entonces abre el armario y se saca un botecito de ColaCao Zero; echa dos cucharadas soperas. Remueve. No mucho porque le gusta con grumitos. Entonces enciende el móvil, se mete en Twitter y lee esta noticia. Y respira hondo. Respira muy hondo, como le enseñó su coach, no vaya a ser que le vuelva a salir el bultito del cuello.

Fotos | gtres

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios