La romántica, poética y lírica (todos los géneros narrativos valen) declaración de amor de Sara Carbonero a Kiki Morente

La romántica, poética y lírica (todos los géneros narrativos valen) declaración de amor de Sara Carbonero a Kiki Morente
Sin comentarios

Podríamos decir que a Sara Carbonero se le hace el puqui-muqui Coca-cola con su nuevo churri, pero eso sería no estar a la altura del romanticismo Aladiniano que se trae últimamente la presentadora desde que levita de amor por Kiko Morente mientras evita hablar del desamor de Iker Casillas.

Kiki y Sara (gran dueto, después de 'Andy & Lucas' y Los Morancos, el mejor de Andalucía) ya no esconden su amor tras haber salido hasta en la revista 'Jara y Sedal' pelando la pava en un concierto del cantante en Chipiona. Y es que al Morente la Carbonero le encanta tanto que se le pone cara tonto cuando le mira mientras canta... (¿Os suena? Es de 'Mon Amour', la canción de Zzoilo y todas las historias de Instagram).

concierto
Imágenes del concierto de Kiki Morente

La periodista se ve que es de esas de las que hace 'tumbing' durante sus vacaciones veraniegas con libro en mano y ha subrayado unas líneas de 'La Chica de los Planetas' muy significativas y que, como no podía ser de otro modo, le ha dedicado a su churri a modo de indirecta con un post en Instagram:

"La música y el amor son los únicos elementos que pueden curar cualquier herida [...] Es imposible que exista música si no hay amor por ella, y es imposible que haya amor si no hay música dentro de él", recalcaba Sara Carbonero dándonos varias revelaciones muy jugositas a los que tenemos el don de leer entrelíneas (nunca mejor dicho).

 

La primera conclusión es obvia: Carbonero está enamoraíta perdía, hasta las trancas, de Kiki Morente. No sólo es capaz de entrar y salir por la puerta de atrás de la Venta de Torrebreva con tal de disfrutar el concierto y hacer que su churri lo viva intensamente sin preocuparse porque se vea entumecido por la presencia de la prensa, sino que también Sara suscribe que hay mucho amor porque el hermano de Estrella está rellenito de música.

La segunda clave, y no menos importante, es que tiene toda la pinta que Iker Casillas tenía dos tabiques por oídos, dos pies izquierdos y el mismo ritmo que un polaco cantando por Lola Flores en un karaoke (como los que ponían a cantar con los cascos en los concursos veraniegos sin dar ni una nota para que los participantes no acierten ni una).

Eso de "es imposible que haya amor si no hay música dentro de él", parece un consuelo bastante propio para dar explicación a su desamor con el portero.

Sara e Iker

Y por último, para rizar el rizo (que Kiki tiene para aburrir a una plancha GHD), aquí hay algo sólo perceptible para los más audaces y los periodistas más sagaces. Cabe destacar que la expresentadora del informativo deportivo ha lanzado con este post una declaración de intenciones muy importante para opositores, estudiantes universitarios y amantes del lettering: la Carbonero es más de subrayadores color pastel que fosforitos. ¡PAM! ¡Exclusivón!

365 días con la chica de Los Planetas (SUMA)

365 días con la chica de Los Planetas (SUMA)

Temas
Inicio