Todos los secretos de la historia de amor entre Ana Obregón y Miguel Bosé: de cómo surgió a cómo negaron que fuese una tapadera

Todos los secretos de la historia de amor entre Ana Obregón y Miguel Bosé: de cómo surgió a cómo negaron que fuese una tapadera
Sin comentarios

Ahora mismo tú ves a Ana Obregón y a Miguel Bosé y te parecen dos mundos completamente distintos. ¿Qué pueden tener en común? Aparentemente nada, pensarás de primeras. Pero si te paras a pensar un segundo más, el cerebro te empezará a echar chispas y recordarás así, como de golpe, que los dos estuvieron compartiendo babas —y lo que no son babas— durante un tiempo.

Porque, efectivamente, fueron parejas. De hecho, podría decirse que, dejando a Nacho Palau a un lado, esta es la única relación sentimental de Miguel Bosé que se ha hecho pública... ¿Por qué será, será?

El nacimiento del amor

En 1978 surgió el amor. Ellos ya habían coincidido anteriormente en alguna fiesta, pero nada del otro mundo. Quizás una copita compartida. Quizás un "ey, Migue, ¿tienes fuego?" de Ana para encender su cigarrillo. Poca cosa más hasta que llegó la película 'Sentados al borde de la mañana con los pies colgados'.

Anita, que estaba arrancando su carrera como actriz, se presentó al casting. Quería ser actriz a toda costa, aunque su familia se opusiera (qué equivocados estaban). Aun así, y a espaldas de sus padres, acabó haciendo la prueba.

Y no le tuvo que salir tan mal, porque la cogieron para un papel... Pero poco le duraría la alegría. Su padre, que querría que su hija fuera bióloga a toda costa, al enterarse fue corriendo para hablar con el productor y decirle que nanai, que su hija no iba a salir allí, que se fueran olvidando de ella, que Anita estaba muy bien estudiando a los monos y a los chimpancés y a las moléculas y lo que sea que estudian los biólogos.

Y Anita no salió. Pero algo bueno se llevó de aquella experiencia: en el casting coincidió con Miguel Bosé, que acabó protagonizando dicha película con título más largo que un verano sin playa.

Aquel encuentro fue la chispita que encendió la relación, que duraría desde el 1978 hasta 1982, cuando ella decidió marcharse a Estados Unidos para continuar estudiando interpretación. Cuatro años en los que ocuparon todas las portadas de revista y en los que el nombre de Ana Obregón subiría como la espuma.

Familia Bosé

Amor... ¿o estrategia de marketing?

Claro, y aquí la gente ya empieza a especular. Porque la gente se olía que a Bosé lo que le gustaban eran los pirulís, y que quizás había reorientado su orientación sexual para quedar bien en la prensa. ¿Cómo iba a ser gay un ídolo de masas, un mito erótico para todas las mujeres del momento?

Y no es una cosa loca ni algo que ocurriera únicamente en el siglo pasado. Es tan fácil como fijarte en el caso de Auryn: iban todos de heterazos... hasta que rompieron el grupo y dejaron de tener a una discográfica manejándolos. Y todo porque, al parecer, las discográficas deben pensar que los maricones no venden.

El caso, que nos sube el azúcar y nos vamos por las ramas: ¿relación verdadera o solo una tapadera? Esto es algo que se ha preguntado mucha gente. "Yo estaba como loca, enamorada, era mi primer amor", contó la Obregón en el 'Lazos de sangre' dedicado al cantante.

Una vez tras otra ha confirmado que aquel amor fue real. E incluso en su libro (sí, tiene un libro y titulado 'Así soy yo') reveló que perdió la virginidad con él: "Fue mi primera vez. Y fue con amor. Resultó tan bonito como había imaginado que sería. Me quedé toda la noche dormida pegada a su cuerpo y vestida con su camiseta de Mickey Mouse".

Miguel Bosé Ana Obregón

La periodista Rosa Villacastín, que sabe mucho de estas cosas (del mundo del corazón, no de pérdidas de virginidad) llegó a confirmar que "Ana no es la única mujer con la que Miguel ha tenido un romance".

El diente partido

Lo único que se rompió no fue el amor, sino también el diente de la Obregón. Y fue, ni más ni menos, una fan de Miguel Bosé quien le metió tal hostión que acabó con el diente volando. Eso sí, esto es un dos por uno: acabas ganando el dinero que te deja el Ratoncito Pérez... y el de la indemnización.

En el mismo 'Lazos de sangre' recordó cómo la fan en cuestión le preguntó: "¿Tú eres la novia de Miguel? Y le dije sí toda contenta y me dio un puñetazo... Pues este diente es de mentira, o sea, me lo tuvieron que poner. Me arrancó el diente", contó.

Una canción de amor

Cómo son los adolescentes y con qué intensidad viven el amor. Que si tú le escribías cartas en el instituto a tu amorcín, el Bosé le escribía a su Obregón canciones de amor. Y, muy romántico él, tituló el tema 'Anna'. Qué mono Miguelito, de verdad. Luego se pasó al bando de las conspiraciones y perdió su magia...

Imagen de cabecera | RTVE

Temas
Inicio