Publicidad

Pippa Middleton llevó el trasero más relleno que los labios de Carmen de Mairena

3 comentarios

Yo confieso - aprovechando estas fechas tan apropiadas - que cuando vi a Pippa Middleton en la boda de su hermanísima, me morí de envidia, de esa envidia que te salen hasta costras y te pones verde como Hulk. Porque anda que no lució tipazo, moreno, belleza y estilo. Vamos, que no eclipsó a la novia por los pelillos del dedo gordo del pie.

Peeeeero, aunque han tardado, ya han salido los ojos clínicos a revisar las imágenes del evento y poproseros, algo huele a podrido en Dinamarca. Uno de sus atributos más alabados, ese trasero que levantó de todo para bien y para mal, está siendo objeto de sospecha de ir más relleno que un pavo en Nochebuena. Dicen los expertos, comparándolo con el que luce en otras fotografías de looks en vaqueros, que es muy posible que Pippa Middleton llevara un, digamos, refuerzo en lo que viene siendo el culete.

No saben si la responsable de tan pizpireta retaguardia fue una faja con dotes divinas y levantamiento del cachete, o directamente un buen soporte artificial que ayudara a redondear la zona. El caso es que todo apunta a que ese señor pandero tuviera de natural más bien poco, sin desmerecer lo divina que iba ella en la boda, las cosas como son. Y vosotros, ¿qué créeis? ¿Es un culo de verdad de la buena o más falso que un duro de seis pesetas?

Vía | US Magazine Vídeo | nickvids4u

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio