Publicidad

Noticias de Carrie Fisher en Poprosa

Todos los que hayáis tenido una infancia en la que el televisor y el VHS hayan estado presentes por más de un par de horas, habréis sido testigos de lo que supuso y lo que supone aun el fenómeno Star Wars. No sé si seréis de los míos pero me he pasado días enteros viendo las películas, jugando con sus naves y planeando juegos y más juegos. Y sí, de todos ellos, el personaje que seguramente ninguno olvide sea la princesa Leia pero... ¿qué fue de ella? La actriz que interpretaba a la Princesa Leia no era otra que Carrie Fisher, hija del cantante Eddie Fisher y de la actriz Debbie Reynolds. Antes de lanzarse al estrellato con Star Wars, apareció en algunas producciones con su madre y posteriormente a esto hizo su primer pinito en el mundo del cine interpretando a la seductora joven de Warren Beatty en Shampoo (1975), de Hal Ashby. Dos años después surgió el papel por el que sería ampliamente reconocida, la Princesa Leia Organa, en la inicialmente conocida como La guerra de las galaxias (1977), una interpretación que repitió en las continuaciones El Imperio contraataca (1980) y El retorno del Jedi (1983). Por aquel entonces se convirtió en todo un sex symbol y no solo para los más friáis: ella misma reconoce que por la calle arancaba miradas más que lascivas cuando se la imaginaban vestida con su túnica blanca y esos pechos sin sujetador. Pero fue a partir de la última película cuando definitivamente su carrera cinematográfica tocó fondo: Under the Rainbow y Hollywood Vice Squad son algunos de esos ejemplo aunque como siempre, tenemos excepciones que confirman la regla: la ganadora de tres premios Óscar de 1986, Hannah y sus hermanas. A partir de entonces quedó relegada a actriz secundaria, refrescando comedias tales como Sibling Rivalry y Soapdish. Vamos, que lo suyo con el cine fue un matrimonio bastante rápido. Hablando de matrimonios, estuvo casada con Paul Simons durante un buen tiempo, matrimonio que no llevó a ningún lado y que, no se sabe bien si durante o después (más bien antes, que en el rodaje de las películas de Star Wars, sobrevivió a una sobredosis de cocaína que casi se la lleva al otro lado), le condujo al coqueteo con las drogas, se descubrió su trastorno bipolar y se aficcionó a los antidepresivos. Vamos que lo tenía todo... Pero ella, que otra cosa no pero mujer fuerte lo es un rato, se repuso y se reveló contra todo eso. Superó todas sus adicciones y reveló un hasta entonces oculto talento de escritora, publicando la novela semi autobiográfica "Postales desde el filo". En 1990 el director Mike Nichols le encargó el guion para la adaptación al cine de su libro, con Shirley MacLaine en el papel de su madre en una época de su vida. Fisher sigue escribiendo y ha publicado otras novelas como "Surrender the Pink" y "Delusions of Grandma". Y como vergüenza no tiene y ha reconocido y discutido públicamente los problemas que ha tenido con las drogas, su batalla con el trastorno bipolar y la adicción a los antidepresivos en el programa 20/20 del canal de televisión de la ABC o en su biografía llamada "Wishful Drinking", de éxito de ventas en Estados Unidos, donde narra sus experiencias en clave de humor, riéndose de su tendencia al alcoholismo y sus fracasos matrimoniales. Vamos, que si hay algo mejor que reírse de los problemas de uno mismo, es intentar aleccionar al resto sobre sus peligros en clave de humor. Ole por ella. En Poprosa | Qué fue de...

Publicidad
Inicio