Compartir
Publicidad

Dita Von Teese vende agua en un anuncio mientras se refresca los pechos

Dita Von Teese vende agua en un anuncio mientras se refresca los pechos
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad


El segundo nombre de Dita von Teese tiene que ser provocación. Estoy seguro que sus padre de haberlo sabido le hubiese puesto Provocación Von Teese, porque es lo último que le falta para ser del todo la modelo mundial por excelencia caracterizada como pin-up erótica. Le gusta desvestirse, le gusta desnudarse, le gusta crear polémica y además le sale de lujo. Lo que no sabemos es si fue primero el huevo o la gallina; es decir, que si esto lo aprendió ella cuanto empezó a salir con Marilyn Manson o fue ella quien le enseñó a ser más excéntrico. Opino que es innato: los dos nacieron siendo lo que son.

Y no solo se le da bien, sino que además le pagan porque se le de bien. Es la simbiosis perfecta: ella hace lo que más quiere, se gana a pulso el título de la rebelde erótica y las firmas se desviven para que se quite su corsé delante de sus objetivos mientras a ella le llueven los dólares (o los euros, según la tarifa). Ya vimos como hasta Alemania se rendía a sus encantos para Eurovisión, así que después de eso, no nos queda nada por lo que asombrarnos.

¿O sí?

Dita Von Teese

Porque mira que he visto anuncios de agua raros. Mira que los de Coca-Cola se esfuerzan por tener unas campañas súper creativas pero, de ahí a tener que vender una marca de agua mineral con el sexo como reclamo, creo que es la primera vez que en mi corta vida lo veo. Y ha sido Dita Von Teese para la marca de agua mineral Perrier quien me ha abierto los ojos y me ha demostrado que efectivamente con sexo y erotismo vendemos lo que haga falta.

“Bueno, en realidad no era un strip-tease, siempre dije que para ella desvestirse es un pretexto para vestirse mejor…”

Estas han sido las palabras del creativo del anuncio cuando hemos visto a Dita Von Teese desnudarse ante las cámaras y derramarse sobre sus turgentes senos una botella de agua mineral. Sin duda se trata de un anuncio de lo más natural (y bajo en sodio) y a la vista de los resultados que está dando, si os encontráis algún día a Dita vendiendo pañales mientras se azota las nalgas, que no os extrañe, por favor.

Foto | Infobae

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio