Publicidad

Jaime Lorente pone patas arriba el plató de 'La Resistencia' muy cabreado con Broncano por quitar Murcia del mapa

Jaime Lorente pone patas arriba el plató de 'La Resistencia' muy cabreado con Broncano por quitar Murcia del mapa
Sin comentarios

No hay papel de malote marronero de la ficción española que no interprete con maestría don Jaime Lorente. Lo mismo te hace del que le quita la novia a su propio hermano en 'Élite' que del que le quita la novia al director del banco en 'La Casa de Papel', que encima la deja en cinta en una cámara acorazada mientras casi muere desangrada por un balazo en la pierna (que le disparó él mismo). La cosa es quitar, muy de farronero nivel experimentado.

De hecho, se rumorea que podría hacer de Rocío Carrasco en el biopic de su vida, como la mala malosa que no se habla con su familia, que pone denuncias a su ex marido por hobbie, con medio pelo rapado y el tatuaje de un dragón en la espalda. Yo creo que lo clavaría (mira que verbo tan apropiado). Solo alguien con su experiencia podría rellenar tantos matices. La primera escena: en el respaldo de un banco de Chipiona comiendo pipas y con una pipa (pistola) en la mano. Netflix, si estás leyendo esto, ponte en contacto conmigo.

Jaime Lorente1 Z

El murciano asistió como invitado al programa cuyo decorado parece sacado del descampado de Doraemon, 'La Resistencia', para presentar su nueva obra de teatro: ‘Matar cansa’, que es lo que debió pensar Enrique Ponce cuando decidió que iba a sacar un disco (con el que igual nos mata de la risa).

El actor que da vida a Denver en 'LCDP' ha comentado cuál es su punto fuerte como intérprete: "Tengo mal cabrear… Yo, como actor, lo que mejor sé hacer es cabrearme", ha dicho infravalorando y obviando que tiene la risa más mítica de la ficción.

David Broncano (al que no se le ocurre nada bueno para los invitados, pero buenísimo para los espectadores) ha tenido la brillante idea de ponerle a prueba, como si fuera un casting para una serie de los Javis.

Para ello, quiso elegir un tema que cabreara de verdad a Lorente y así comprobar si lo que contaba era cierto, como si a Lydia Lozando le pusieran una canción de Albano o si a Tom Brusse le prescribiera un médico que debe ejercer la abstinencia sexual durante 24h. ¡Su peor pesadilla!

Por eso, el cómico aprovechó la rivalidad que existe entre Murcia y Cartagena para ponerle de muy mala leche (como la de avena) metiéndose él en el papel de un funcionario que, con el BOE en la mano, le informa a Jaime Lorente de la desaparición de Murcia tras ser invadida por Cartagena: "No sé muy bien qué ha debido de pasar, algún problema dentro de la estructura del estado… Cartagena ha invadido Murcia. Ahora ya usted es de Cartagena", dijo con una interpretación solo a la altura de la de Raquel Meroño en 'Al Salir de Clase'.

Ahí fue cuando el invitado le miró con una cara asesina, como si en el listening del B2 de inglés le pusieran una canción de Shakira. Jaime reaccionó tirando su chaqueta al suelo con rabia, empujando el sofá de la teletienda, volcando la silla del presentador y arrojando por los suelos todo el material sanitario que había encima de la mesa (una bonita alegoría de lo que hacen algunos) tras preguntar de forma retórica si cuando se renovara el DNI aparecería Cartagena en vez de Murcia.

Broncano estaba medio acojonado, medio descojonado (cómo dos prefijos pueden variar tanto un adjetivo, flipante nuestra lengua): "es que ya no se si está actuando", dijo cuando Lorente le pidió que se lo dijera a la cara.

"¡Qué voy a ser de Cartagena yo, hijo de puta!" fueron las tiernas palabras con las que Jaime concluyó el skech, del que dijo al final que "no me he querido enfadar muy de verdad. Me estaba calentando".

Las Medidas De Jaime Lorente Crush News Cabreo 06 1024x569
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios