Publicidad

Lindsay Lohan y su chófer: un par de locos al volante

Lindsay Lohan y su chófer: un par de locos al volante
15 comentarios

Si queréis encontrar a Lindsay Lohan, y ya habéis mirado en su casa, en la de Samantha, en una discoteca, en un centro de desintoxicación o en una comisaría, ¿dónde os quedaría por mirar para estar ya completamente seguros de que Lindsay Lohan efectivamente ha desaparecido de la faz de la tierra? Pues en un juzgado, Poproseros, en un juzgado, que últimamente no habíais caído en la cuenta que Lindsay pasa más tiempo ahí que en el WC

Y es que parece ser o que los cafés de los tribunales son mejores que los de la calle, o que el juez le ha cogido cariño a la rubia, porque hay que ver la cantidad de horas que se pasa deambulando por allí: si no es por alcohol, es por drogas, o por escándalo, o por una reyerta pública o, como es el caso, por atropello a un paparazzi. Eso sí, esta vez no iba sola, que se ha traído a un compinche: su chófer.

Al parecer los hechos sucedieron en la mañana del pasado domingo. El fotógrafo se encontraba en las inmediaciones de un hotel de Hollywood esperando a la artista para fotografiarla. Cuando Lindsay y su conductor salieron, se montaron rápidamente en un BMW y aceleraron rápidamente para evitar los flashes.

Y fue en este movimiento brusco cuando el reportero cayó al suelo por culpa de la impaciencia de Lindsay por no ser flasheada y al parecer se ha hecho daño en la muñeca y tiene heridas en una mano. Y si, eso no es nada, solo lloran los quejicas, pero ya se sabe las ganas que le tiene todo el mundo a Lindsay, así que el periodista ya ha anunciado que hará todo lo posible por ver entre rejas a Lindsay y a su chófer. Pobre... esta chica no consigue levantar cabeza.

Vía | Cuore

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio