Publicidad

Los Oscars 2016: El Jimmy Kimmel Live post-ceremonia fue la risión

Sin comentarios

Una de las cosas que nos encantan de los momentos post-Oscar no son esas fiestas glamourosas, no, es cuando los famosos cruzan la calle del Teatro donde se entregaron los premios y van al Show de Jimmy Kimmel, que ha sido lo habitual: la risión. Empezando por esa entrevista a Sacha Baron Cohen, "interrumpida" por un espontáneo Matt Damon, que ya sabemos cómo va eso de su agria polémica con Jimmy. Por cierto, genial el momento Ali-G en la ceremonia.

Pero es en el plató tuvo la visita de su buen amigo Ben Affleck, que tuvo una entrada un poco dificultosa. Pampanitos nos dejó con su repentino aumento de peso... hasta que de debajo de ese abrigo salió Matt Damon. Madre mía lo difícil que tuvo que ser cargar con él por mucho que esté en forma, y no hablemos de los sudores que pasaron los dos. Por supuesto eso no termina bien y al pobrecito lo echaron con cajas destempladas del plató. Por cierto, que la caña de ir al programa ya empezó en la alfombra roja.

Ben está en plena promoción de 'Batman vs. Superman' y Jimmy le preguntó por ella, en especial por esas escenas en las que él sale, bueno, salía, que se las han recortado. Glorioso cómo se lo vende Ben: "Tío, eres tan bueno que era demasiado poco, dejaría a la gente decepcionada". Si los anteriores clips son buenos este es de lo mejor que hemos visto en mucho tiempo, con Jimmy destapando las identidades secretas de Batman y Superman y diciéndoselo incluso a Lex Luthor, que la verdad hay que ser torrijas para no darse cuenta que Clark Kent es Superman.

¿Y el colmo del destierro? Pues que te suelten en Marte y el único al que te encuentres es al pobre Matt Damon, al que previamente se olvidaron allí.

Pero claro, no sólo están los que van al plató, o los vídeos, sino que aprovechan y se siguen colando en el Governor's Ball y allí están los premiados Oscar en mano, no sea que lo dejen en el ropero y se lo confundan. Tal que de esa guisa estaba Alicia Vikander radiante de felicidad (si me hubiera besado Fassbender yo también lo estaría) y poniéndose de parte de Jimmy en el incidente con Matt, el intruso.

Y si al final el bueno de Stallone se quedó sin su Oscar (lo siento, Mark Rylance digno ganador) lo mismo esa secuela de 'Creed' que están preparando lo peta, que para eso Jimmy Kimmel es un entrenador perfecto, con la ayuda de J. K. Simmons. Grande ese entrenamiento con gallinas.

Pero es que claro, antes de irse a su propio programa Jimmy se fue a acosar a Chris Rock, que algo cansado tenía que estar, aunque fuera por todo el rato que estuvo de pie.

Vídeos - Jimmy Kimmel live

Los Oscars 2016 en Poprosa

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios