Un micrófono abierto de 'Sálvame' deja en evidencia a Belén Esteban al escucharse cómo insulta a Ana Rosa Quintana

Un micrófono abierto de 'Sálvame' deja en evidencia a Belén Esteban al escucharse cómo insulta a Ana Rosa Quintana
Sin comentarios

No hay nada que nos guste más que un micrófono abierto. Pero abierto a destiempo, ya sabes, en el que se cuelen las frases y las opiniones que los colaboradores sueltan por lo bajini porque no esperan que media España las esté escuchando... Y esto, queridos y queridas amigas, es lo que le ha pasado a Belén Esteban en 'Sálvame'.

Porque si algo hemos aprendido es que a veces a los técnicos de este programa se les va un poco la cabeza —les pondrán la merienda y se nos despistan con los Colacaos— y acaban olvidándose de darle a la tecla de apagado. Y la gente termina escuchando en su casita cosas que no deberían escucharse...

 

Pongámonos en situación. Están en cámara Lydia Lozano y Laura Fa. La primera pregunta a la segunda: "¿Qué piensas de Ana Rosa Quintana?". ¡Sorpresa! Antes de que Laura responda, se escucha en un susurro la opinión de la Esteban: "Pues que es gilipollas".

Ana Rosa Quintana Gif

Ay, Belencita... Que tú pensabas que nadie se iba a enterar pero Twitter siempre está ahí, como un lobo hambriento en busca de movida. Y te cazaron. Vamos si te cazaron... Hay que aprender, por ejemplo, de la propia Laura Fa. Ella ante las cámaras simplemente se limita a contestar: "No lo quiero decir porque le tengo respeto como presentadora de esta casa".

Menos mal que ahí está el director, David Valldeperas, para poner paz. Que sabiendo que se estaban metiendo en un terreno pantanoso al hablar con la reina y señora de las mañanas de Telecinco, cortó de manera tajante —y a gritos— el tema de conversación: "¡Se acabó, si digo ya es ya! ¡No se habla de Ana Rosa!".

Pero sí, queridas y queridos nuestros, para entonces Belén Esteban ya había sido pillada, aunque muchos ni siquiera se percatasen durante el directo. También te digo, nosotros estamos deseando que llegue el momento en el que Belencita y Anarous se encuentren por los pasillos de Mediaset. Que la próxima vez, igual en vez de darse las buenas tardes, se escupen en un ojo.

Temas
Inicio