'Secret Story: la casa de los secretos': los traumas de Emmy Russ tras haber sido abandonada por su madre en un centro de menores

'Secret Story: la casa de los secretos': los traumas de Emmy Russ tras haber sido abandonada por su madre en un centro de menores
Sin comentarios

El camión de mudanzas que recogió a los muebles Bigote Arrocet, Chimo Bayo y Fiama de 'La casa de los setos secretos' se quedó con las ganas este jueves de recoger también a José Antonio Canales Rivera y convertir 'Secret Story' en un punto limpio de concursantes-Ikea. Emmy Russ se convirtió en la sexta expulsada de este 'Gran Hermano' blanqueado con un nombre en inglés y, con su salida, develó el secreto que le sirvió de fianza para entrar en el Airbnb más famoso de la tele.

Emmy, rebautizada como 'la Loli de Albacete' por Luis Rollán recibió el mayor porcentaje de votos en su nominación con el torero tras haber pedido su expulsión y haber escupido para arriba metiéndose con la organización del concurso. La "reina de los realities alemanes" (emérita y exiliada en España) se despidió de su mejor amigo en 'Secret Story', su Juan Bautista, al que quiso confiarle su secreto pasándose por la Puerta de Brandeburgo las normas del programa, que suele dictar cuando, cómo y dónde se despejan las incógnitas de los participantes.

“Mi secreto es que estuve en un centro de menores porque mi madre me abandonó”, le comentaba con pena Emmy a Luis Rollán, que reaccionó abrazándola como si estuviera a punto de cruzar un portal espacio-temporal para nunca más volver, vamos, como en un anuncio de Kalia Oxi-Action.

Emmy Russ se despide de Luis Rollán | Secret Story: la casa de los secretos, Telecinco
Emmy Russ se despide de Luis Rollán | Secret Story: la casa de los secretos, Telecinco

La 'Paris Hilton de Hacendado' (como la definió el de los Gemeliers que habla) explicó que muchos de sus comportamientos calificados como "infantiles" por sus madurísimos compañeros (alguno que llama 'delfín guerrero' a su nepe y todo) están determinados por su trágica historia:

“Tengo pánico a estar encerrada. Tengo trauma con lo de fregar… Es lo primero que nos hacían hacer al despertar en el centro de menores”, comentaba justificando su pasividad en las pruebas, en las tareas y en ansía que le entraba en ocasiones por abandonar de inmediato el concurso.

Fbssqjaxmaor5sk
Temas
Inicio