Los mejores memes de la soporífera gala de los Oscars 2021: Del twerking de Glenn Close a la ilusión de Yuh-Jung Youn por recibir la estatuilla de Brad Pitt

Los mejores memes de la soporífera gala de los Oscars 2021: Del twerking de Glenn Close a la ilusión de Yuh-Jung Youn por recibir la estatuilla de Brad Pitt
Sin comentarios

El equipo de 'Securitas Direct', Siri, los 'supers' de Gran Hermano y la Factoría de Memes de Twitter están formados por personas que trabajan 24 horas sin descanso para ofrecernos sus servicios sin importar día, hora o festividad.

Una vez más, lo demostraron anoche trayéndonos de madrugada una gran dosis de descojone con los mejores memes de la gala de los Oscars 2021... ¡Presencial! Una modalidad tan en peligro de extinción como el ojo bizco de Leticia Sabater (que ahora se lo ha recolocado la tía). ¡Y eso que la ceremonia fue tan aburrida que parecía una caja de Orfidales!

Hay clásicos que nunca fallan, como el de autoencasquetarse un Oscar por los momentos más patéticos y surrealista que hemos vivido a lo largo del año (y este ha dado para unos pocos): desde la ilusión por un amor imposible hasta el chicken (pollo en inglés) que le montaste a un teleoperador para que te devolviese el importe de un producto que te llegó defectuoso sin garantía.

Otro 'must' (clásico), sin duda, es acordarse de nuestra Penélope Cruz de los suburbios, la Lady Gaga patria, la mocatriz (modelo, cantante y actriz) más castiza de Los Ángeles: la para nada galardonada Sonia Monroy, que se creía que este año, por eso de la pandemia, la gala iba a ser online y no se presentó en la alfombra roja para liarla. Deberían darla por nula, sin Sonia no hay Oscars...

Glenn Close no se llevó ninguna estatuilla, pero sí se llevo el show. El perreo de Cruella de Vil (porque siempre lo será, lo siento Emma Stone, tú eres más de 'City Of Stars') fue la única curva ascendente del umbral de diversión que tuvo esta gala tan sobria como soporífera, podría haber sido hasta ideada por Antonio Banderas y María Casado desde Málaga.

De hecho, la gala fue tan soporífera que hasta Viola Davis se bebió a morro uno de los copazos asintomáticos de los que nos tomábamos cuando al Gobierno le dio por ponernos la ley seca de 18:00h a 20:00h en la hostelería durante la segunda o tercera ola de la COVID-19 (ya he perdido la cuenta).

Pero, sin duda, el momentazo de la noche lo protagonizó la actriz coreana Yuh-Jung Youn ('Parásitos') que ganó el Oscar a Mejor Actriz de Reparto por 'Minari', aunque parece que le hizo más ilusión que se lo entregara Brad Pitt que la estatuilla en sí. ¡Y no me extraña! Vaya yogur Danone con tropezones (sus abdominales) está hecho a sus 57 años...

¿Puede haber algo peor que tengas la suerte de que Brad Pitt te entregue el Oscar pero que no lo puedas abrazar por la distancia de seguridad? Ya te digo yo que sí, ser Makoke: haberte acostado con él y que nadie te crea... Tranquila Yuh-Jung Youn, que por lo menos a ti te han visto pegarte como una lapa a él en la alfombra roja con la estatua en la mano y el premio (el actor) bien sujeto en la otra.

Temas
Inicio