Miguel Ángel Silvestre pierde un anillo en la playa y se lo encuentra una fan (a la que prometió un desayuno que nunca llegó): "Fui tonta con la emoción"

Miguel Ángel Silvestre pierde un anillo en la playa y se lo encuentra una fan (a la que prometió un desayuno que nunca llegó): "Fui tonta con la emoción"
Sin comentarios

Muérete de envidia porque la protagonista de esta historia no eres tú. Porque esto, amiga, podría ser perfectamente el comienzo de cualquier telenovela romántica turca con Miguel Ángel Silvestre como actor principal. ¿Que qué ha pasado? Tampoco te impacientes, que te lo contamos.

Blanca es la otra protagonista (la que podrías ser tú pero que, evidentemente, no eres). Ella es malagueña y está trabajando en Ibiza como camarera durante el verano. Y, casualidades de la vida, en su día libre se fue a la playita con una amiga. Y, más casualidades de la vida aún, justo ese día Miguel Ángel Silvestre también estaba en la playa. Y, más casualidades de las casualidades de la vida, sus caminos se acabarían encontrando.

Miguel Angel Silvestre Anillo

La propia Blanca grabó un vídeo junto a Miguel Ángel (cómo puede mantener la compostura teniendo a ese señor sin camiseta al lado), en el que explicaban la situación. Vídeo que, después, Blanca subió a sus redes sociales. "He perdido un anillo que además es algo súperespecial que comparto con mi madre. Y de repente he dicho: '¿Dónde lo he perdido, dónde lo he perdido?'", comenzaba explicando el actor.

"Yo estoy como a un kilómetro más para allá", continúa Silvestre. "He venido, había una gente por aquí y les he dicho: 'Es que he perdido el anillo'. Y ella me ha encontrado el anillo". Sí, y ella es Blanca.

Y la cosa no se queda sólo aquí, sino que el muchacho se compromete a pagarle con una recompensa... No nos seas soez, no es lo que estás pensando.  La recompensa es, como él mismo dice en el vídeo, "un desayuno pagado".

El programa 'Juntos', de Telemadrid, ha contactado con Blanca para hacerle unas cuantas preguntillas (aunque también podrían haberla entrevistado en 'Cuarto Milenio', porque esto le pasa a una persona entre un billón).

"Yo no me lo podía creer, era 'El Duque' y cuando lo vi dije: 'Me pongo como loca a buscar el anillo y de aquí no me muevo hasta que lo encuentre'", ha comentado la muchacha. "Fue el destino, el destino quería que yo encontrase ese anillo al 'Duque'". Claro que sí, cariño, los sueños se cumplen.

 

Nos das un poco de envidia, Blanqui, para qué vamos a engañarnos. Pero bueno, nos quedamos más tranquilos (qué mala es la envidia, de verdad) porque Miguel Ángel parece no haber dado señales de vida: "No me ha dado su teléfono, ni me ha invitado al desayuno, por lo que he decidido publicarlo en mis redes a ver si lo ve, reacciona, y me invita a lo que me prometió porque fui tonta con la emoción y se marchó", aclara.

¡Zasca! No se puede tener todo en esta vida, Blanca. Deja un poquito para los demás. Suficiente tienes con haber compartido metro cuadrado con él, no te subas a la parra queriendo tu pan tumaca.

Foto de cabecera | GTRES

Temas
Inicio