Pérdida de memoria y doble desmayo en directo: este es el impactante vídeo del tenso episodio que vivió Alicia Senovilla en su programa

Pérdida de memoria y doble desmayo en directo: este es el impactante vídeo del tenso episodio que vivió Alicia Senovilla en su programa
Sin comentarios

Un alto porcentaje de los consumidores de contenido salseoso televisivo desconoce de quién se trata Alicia Senovilla y eso está feo. Senovilla estuvo en el top de las presentadoras nacionales de la primera década del 2000 con su magacín 'Como la vida' en Antena 3 donde fue la competencia máxima de la dueña y señora de las mañanas, Mari Tere Campos, y entrevistó (entre otros quehaceres) a Belén Esteban por su eterno rifirrafe con Jesulín de Ubrique.

Ahora, Alicia es la conductora de 'A tu vera' en Castilla-La Mancha TV donde una serie de concursantes luchan por convertirse en un grande de la canción a través de los temazos de Rocío Jurado o Isabel Pantoja (AKA la okupa de Cantora por las poquitas ganas que tiene de salir de su casita a que le de el viento fresco).

La presentadora vivió un episodio con más drama que seis temporadas juntas de una novela turca este finde en el show coplero que capitanea.

 

Una de las participantes, Sandrina, se dispuso a cantar 'Triniá' de Concha Piquer cuando, de repente, se queda en blanco. La chiquilla, lejos de marcarse un Rosa de España con su famosísimo: "¡Me he equivocao!" en las galas de 'OT1' y seguir con la cantinela, pide por activa y por pasiva empezar de nuevo ante la atenta mirada de los espectadores y de una orquesta que se pasó por la peineta la petición de Sandrina: "¡Que me la sé entera!".

Antes de que terminara la canción, la aspirante protagonizó un desmayo que ni la mismísima Aramís Fuster con sus épicas pérdidas de conocimiento telecinqueras al desplomarse en el suelo y provocando el revuelo de los allí presentes que no eran conscientes de que al espectáculo todavía le quedaba cuerda pa'rato.

A posteriori, la madre de Sandrina (sentada entre el público dispuestita a disfrutar de un bocadillo de chóped mientras veía la actuación de su retoña) sufrió una crisis nerviosa al ver la situación de su hija que provocó que la misma saliera de su propio trance para tranquilizarla: "¡Mamá, que estoy bien!", gritó la concursante desde el suelo mientras el cámara dudada entre enfocar el parraque de la progenitora, el de la niña o estampar la camarita contra el suelo y echar los papeles del paro.

Finalmente, Alicia coge el mando y con una cara totalmente desencajada informa a la peña que estaba en casa contemplando la peli de ciencia ficción digna de Stephen King que vayan cambiado de cadena porque esa noche se habían acabado las coplas: "Señores, estamos un poco sorprendidos. A Sandrina los nervios le han jugado una mala pasada. Nos marchamos. Les esperamos el próximo sábado. Los nervios no son buenos compañeros".

Desde el Twitter del concurso han manifestado que el capitulito de Sandrina (que algunos ya consideran historia de la televisión) ha quedado en un susto y tanto ella con su mamá están la mar de bien: "Después de lo ocurrido en el final de gala de hoy, desde A Tu Vera queremos mandar un mensaje de tranquilidad y comunicar que Sandrina se encuentra bien".

Temas
Inicio