Publicidad

Kiko Jiménez y Sofía Suescun vuelven a Marbella no para pagar la multa, sino el poderío de este hotel

Kiko Jiménez y Sofía Suescun vuelven a Marbella no para pagar la multa, sino el poderío de este hotel
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

A pesar de que unos ladrones saquearan su casa, el gremio de la delincuencia es muy considerado últimamente y les dejaron unas pelas a Kiko y Sofi para sus vacaciones con todo lujo de detalles en un hotel de Marbella, esa ciudad donde los niños van al cole en yate, las maris hacen la compra con chandal de Gucci y la autoridad es la 'poli deluxe'.

Ya hace un año del episodio de 'El príncipe de MarbelAir' protagonizado por Kiko Jiménez que presumía sin hacer mucho caso a la policía. El hacer lo que les dio la gana, es decir, insultar y grabar a la Benemérita, les salió caro. Pero no a ellos, que solo tuvieron que pagar 1.000 euros de multa, sino a los directivos de Telecinco, que les pagarían bien por esos cincuenta Sálvames que se marcaron.

Ahora vuelven a la ciudad marbellí para apoquinar 581 euros por noche en caso de elegir media pensión y algo menos si solo quieren el desayuno, según ha podido saber la revista 'Semana'. Un poderío solo al alcance de muy pocos, bueno, de muy pocos que se dediquen a no hacer nada como ellos. A lo mejor, eligen solo desayuno para ahorrar, haciendo caso a los consejos publicitarios de Matías Prats.

La habitación es la mejor de las mejores de este hotel Amàre: tiene una cama doble que le debe dar el doble de pereza hacer a quien le toque, unas vistas a la playa que ni la casa de 'Hannah Montana', un lujoso mobiliario donde predomina el blanco (fundamental para resaltar sus envidiables cuerpos bronceados en el postugram) y... ¡A cinco minutos del casco histórico de Marbella! Menos mal, porque ellos lo que querían era hacer turismo.

Sofia Suescun La cama perfecta para descansar tras un duro día de turismo pateando todo el centro de Marbella.
Sofia Suescun 2 Tras estar todo el día fuera, no hay nada como hacer tus necesidades con privacidad en un baño con las paredes de cristal.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios