El radical cambio de José Antonio León ('Sálvame') tras someterse al retoque estético de moda entre estresados y madrugadores

El radical cambio de José Antonio León ('Sálvame') tras someterse al retoque estético de moda entre estresados y madrugadores
Sin comentarios

José Antonio León, el gemelier de Juan Ibáñez (la hormiga de 'El Hormiguero'), ha vuelto a pasar por su clínica de confianza para someterse al retoquito estético más demandado entre reporteros madrugadores (toma nota, Marta Riesco), abonados al estrés y adictos al bótox. El periodista ha compartido en redes sociales el 'unboxing' de su nueva imagen, la cual califica de "increíble"

El reportero más dicharachero sabe lo duro que es estar siempre en el epicentro del salseo, en el lugar de los acontecimientos, es por eso que ha decidido dejar de informar con sus ojeras de las muchas horas que lleva a 50 grados a la sombra en la puerta de Cantora esperando a que Isabel Pantoja ponga fin a su retiro espiritual de toda una vida enclaustrada en casa.

Lo ha hecho a través de la técnica que, según ha contado, “quita diez años” de encima en tan solo diez minutos, como la revista. José Antonio León se ha sometido a un relleno con ácido hialurónico de las ojeras para disimular la bolsa del ojo, "de modo que con dos pinchacitos que duran de ocho a doce minutos disimulamos la cara de cansancio", ha garantizado la doctora de la Clínica Mares en este publirreportaje por el que al reportero le habrán hecho una rebajita.

El antes y después de José Antonio León tras su último retoque estético - Instagram
El antes y después de José Antonio León tras su último retoque estético - Instagram

El periodista sevillano ha destacado que este retoque "dura más de lo que la gente se piensa" ya que la zona intervenida a penas tiene movilidad. El efecto puede durar hasta 15 meses según ha destacado José Antonio León encantado de la vida con su nueva imagen. Tanto que ha llegado a compartir un 'antes y después' a modo de "lo que pides por AliExpress VS lo que te llega".

Temas
Inicio