Tamara Falcó saca tajada de su reconciliación con Iñigo Onieva a golpe de exclusiva: confirma su boda y desvela esta advertencia de Isabel Preysler

Tamara Falcó saca tajada de su reconciliación con Iñigo Onieva a golpe de exclusiva: confirma su boda y desvela esta advertencia de Isabel Preysler
Sin comentarios

La primera portada del año de 'Harper's Bazaar' no podía tener otra protagonista que nuestra amada Tamara Falcó. Desde que se hiciera pública su reconciliación con Iñigo Onieva, son muchas las hipótesis que se han barajado preguntándose dónde, cuándo, cómo y por qué se produjo el reencuentro de estos amantes bandidos de la jet set made in Spain.

Portada147 Tamara 1673354220

Tal y como ha desvelado Tamy, el famoso perdón tuvo lugar el pasado 31 de diciembre justo después de que nos tomáramos las 12 uvas: "Tamara, me vas a volver loco. ¡Que son los cuartos!", le dijo Onieva, que no quería perderse el modelito de la Pedroche. "Yo lloraba. Fue bastante bonito. Íñigo tenía invitados en casa, había venido su hermana y un amigo, pero tras las doce campanadas, cogió su moto y se vino a casa de mi madre", relata Falcó, cual prota de una comedia pastelosa de Netflix.

 

Pero relax, que el fiestero empedernido no se cruzó de morros con su suegri Isabel Presyler puesto que se encontraba en Miami junto a sus retoños Chabeli, Enrique y Julio. Aunque eso sí, la filipina estuvo al loro de lo que pasada tras las puertas de su casoplón y le mandó esta advertencia a su hija enamorada:

"Mami me dijo: 'Te lo puede volver a hacer, ¿sabes?'. Pero, claro, ella habla por sus experiencias. Yo también le pregunté: '¿Tú a tío Julio le diste una oportunidad? Tajantemente me dijo que no", explica la colaboradora de 'El Hormiguero': "Yo tenía el referente de mi madre, que en los 70, sin haber estudiado una carrera, con tres hijos, su situación era mucho más complicada que la mía. Ella se vio ante la tesitura de vivir un matrimonio bajo el engaño, donde le era infiel su marido y para ella fue un 'no' rotundo", añade.

"La confianza en la otra persona y la honestidad son los cimientos de todo. Pero no hay vida sin cruces, y si hago examen de conciencia veo que todo lo he hecho desde la verdad.  Para mí es la única forma de amar posible", confiesa una espiritual Tamara, que no ha ocultado sus ganazas de pasar por el altar este año: "Yo tengo esperanza y estoy enamorada. Allá que voy, allá que voy. Me veo pasando por el altar en 2023", sentencia.

 

Temas
Inicio