Publicidad

La verdadera razón por la que Sofía Suescun ha tenido que inyectarse bótox por primera vez

La verdadera razón por la que Sofía Suescun ha tenido que inyectarse bótox por primera vez
Sin comentarios

Mientras que cualquier persona llana de este mundo se adentra en el fantástico mundo del patchwork o intenta hacerse un cocinillas para dejar boquiabiertos a sus invitados (máximo 5) cuando se aburre, las celebrities se entretienen con pasatiempos tan esperpénticos como caros. Sofía Suescun se puede considerar famosa (con todas las de la ley) desde que ganó 'GH' y 'Supervivientes', así que atención a cómo ha matado el tiempo tras el puente.

Ha encontrado la excusa perfecta para pasar por la clínica Bruselas, a la que van todos los famosos que no quieren que Carla Barber le deje la cara como el regalo del día de la madre que un niño/a hace con todo su mimo a través de las manualidades más churripuercas habidas y por haber en el cole. Así es cómo Sofía ha explicado en sus insta stories porqué ha tenido que meterse bótox por primera vez.

La zona elegida para estrenarse en esto de moldear la cara como si fuera un slime ha sido el masetero. Pero la Suescun ha hecho los deberes y se ha buscado una excusa clínica: "porque bruxeo mucho. Sufro de bruxismo. ¿Qué pasa? Que por las noches muerdo muchísimo con todas mis fuerzas y no paro de desgastarme los dientes y de desarrollar este dichoso músculo", ha dicho como si fuera un tutorial para que sus followers lo hicieran en casa con nata montada y señalándose la zona intervenida.

Captura De Pantalla 2020 11 04 A Las 11 09 05

La experta en realities y la coach de toda adolescente con madres excesivamente pesadas ha señalado que, estéticamente hablando, tampoco le gusta nada lo abultada que tiene esa zona. ¡Ahhhmiga! Qué bien te ha venido lo de bruxear, ¡eh!

Pero sí, es un problema auténtico, aunque parezca un nombre inventado resultante de mezclar 'bruja' y 'boxear'. "Hace que me duela mucho la cabeza, el cuello, me desgasto las muelas... Pueden incluso romperse", ha añadido Sofía, nuestra bruxeadora de cabecera.

"Con un poquito de bótox paralizamos ese músculo", ha concluido Sofía provocando la preocupación en sus sofistas, que se han pensado que se quedaría con la misma expresividad anestesiada que Carmen Lomana.

"No os asustéis que no voy a dejar de morder, simplemente voy a reducir la potencia, pero podré masticar y todo normal (...) Que no cunda el pánico: podré comer todo lo que me he comido hasta ahora", ha dicho provocando una sonrisa pillina a su novio Kiko Jiménez mientras que ve el vídeo desde el salón de su casa en calzoncillos (porque siempre está en pelotas) con una mano no muy a la vista.

Captura De Pantalla 2020 11 04 A Las 11 11 28

Tras la intervención, tan solo se podía apreciar un pequeño bulto rojo, pero que dejaba a Sofía hablar perfectamente. "No ha sido para tanto", ha dicho junto a un especialista un poco sobón que ha desdibujado esa sonrisa que tendría Kiko mientras que la ve por Instagram.

El médico de la clínica de los famosos ha asegurado que Sofía no 'bruxeará' más. La verdad es que el verbo mola cantidubi: yo bruxeo, tú bruxeas, él/ella bruxea, nosotros bruxeamos... Lo veo como nuevo hit, Sofía. ¡Corre, antes de que te lo quite la Leti Sabater!

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios