Belén Esteban, desolada y hundida tras la nueva decisión de los médicos: hay que operar de la fractura de tibia y peroné

Belén Esteban, desolada y hundida tras la nueva decisión de los médicos: hay que operar de la fractura de tibia y peroné
Sin comentarios

La mala pata de Belén Esteban la llevó a caerse/hostiarse viva/darse el guarrazo de su vida sobre su propio pie en el 'Sálvame' del lunes mientras que trataba de emular la prueba a la que sus compis Kiko Matamoros y Anabel Pantoja (además del resto de desconocidos 'Supervivientes') se enfrentaron el pasado domingo en el 'Conexión Honduras' presentado por Ion Aramendi. La colaboradora fue trasladada de urgencia al hospital donde los médicos le dijeron que no habría que operarla de la fractura de la tibia y el peroné, pero no.

Veinticuatro horas después la cosa se ha puesto más morada que una concentración de 'Podemos', la pierna ha empeorado y Belén Esteban tendrá que pasar por quirófano antes del domingo: "Los médicos han decidido, finalmente, que Belén sea operada y lo harán de manera inminente, esta misma semana", anunciaba Jorge Javier el nuevo parte médico de su compañera.

La princesa del pueblo no solo tardará en volver a darse un baño de masas, sino que también va a demorarse en eso de meterse en la bañera sin una bolsa de plástico cubriendo su lesión. Es por eso que Belén se encuentra destrozada: "Está fatal, muy baja de ánimo, no contesta al móvil y ha pasado muy mala noche, con mucho dolor. Ni si quiera ha podido subir a su habitación por las escaleras", ha garantizado el presentador.

La pierna de Belén Esteban descuajaringada - Telecinco
La pierna de Belén Esteban descuajaringada - Telecinco

Todo apunta a que Belén se ha cogido un rebote de la hostia por lo evitable que hubiera sido su lesión si se hubiera negado a hacer show, pero ella no es de esas, nuestra Esteban es de la de darlo todo por su audiencia. Que los médicos le pusieran el caramelito en la boca asegurándole que no había que operar porque "la doble fractura era limpia y podía curarse sin intervención" parece ser el otro motivo por el que la propia tertuliana está sin mucho "ánimo".

Belen Esteban Stories

Cabe recordar que la empresaria alimentaria tiene pavor a los quirófanos por su diabetes. "¿No me tendrán que operar, no?", preguntaba muy preocupada a sus compañeros cuando fue atendida de urgencia por ellos tras la caída mostrando su agobio. Además, Belén Esteban tendrá que enfrentarse a un reposo de entre seis y ocho semanas y un proceso de rehabilitación. Vamos, todo un mundo para una persona que "¡no para, no para, no para!" como ella.

Temas
Inicio