Kiko Hernández pone contra las cuerdas a Javier Sardà y destapa los secretos más turbios de 'Crónicas Marcianas'

Kiko Hernández pone contra las cuerdas a Javier Sardà y destapa los secretos más turbios de 'Crónicas Marcianas'
Sin comentarios

Kiko Hernández ha celebrado sus 25 tacos en la televisión por todo lo alto. El tertuliano ha pasado de organizar fiestones de esos que dejan a la Esteban afónica perdía después de cantar el: "Pim, pam pum, tengo una pistola" o de planificar una multitudinaria barbacoa con sus compis de 'Sálvame' y lo ha sustituido por una polémica exclusiva en 'Diez Minutos' que va a hacer tambalear los cimientos de Mediaset.

Captura Web 2 3 2022 9755 Www Elperiodico Com
Kiko celebra su aniversario televisivo como más le gusta: despotricando - Diez Minutos

Kikito no ha tenido miramientos a la hora de darle a la sin hueso sobre su antiguo jefe de 'Crónicas Marcianas', el presentador Javier Sardà con el que tiene clarinete que no volvería a trabajar ni por todo el money del mundo: "Es una persona que está a gusto en el conflicto mientras se despelleja a los demás, aviva fuegos, no te frena. No le veo buena gente", ha revelado Hernández, eliminado de su memoria todo el por saquito que le ha dado a Carmen Borrego (menciones a su papada incluidas) y a Lydia Lozano, entre otras, en sus envenenados monólogos telecinqueros.

El colaborador estuvo cuatro años en el show del catalán donde asegura que vio más escenitas variopintas que en un filme de Almodóvar: "El Yoyas pegó a Antonio David. Era todo una salvajada. Por no hablar de cuando pasabas por el camerino de Coto Matamoros, que nunca cerraba la puerta y veías lo que había dentro. ¡Daba un asco! Allí había de todo", ha expresado el ex concursante de 'Gran Hermano', haciendo mención a que le amenazaron con despedirlo si no se enfrentaba a Sonia Arenas (GH4) en directo. Cosa que hizo porque le ofrecieron una buena pasta gansa, di que sí, prioridades.

Además, Kiko ha soltado una serie de pullitas al aire, sin dar nombres y apellidos, que se merecen su propio reality a lo 'Secret Story'. Por ejemplo, cuando "Antonio David hizo insinuaciones sobre la orientación sexual de Ortega Cano" o el momento en el que una colaboradora pagó a un individuo para que se hiciera pasar por el amante bandido del capitán del "eje del mal" y, por si te ha parecido poco, cuando "un presentador se lio con una colaboradora, la pilló con otro y, magia, ella desapareció de la televisión". En definitiva, una serie de datos salseantes y totalmente secretos que se merecen su propia docuserie a lo Rociíto.

 

Temas
Inicio