Publicidad

Kiko Rivera se sincera en 'Sábado Deluxe' tras su crisis con Irene Rosales: "No estoy feliz conmigo mismo y no me atrevo a hablarlo con mi mujer"

Kiko Rivera se sincera en 'Sábado Deluxe' tras su crisis con Irene Rosales: "No estoy feliz conmigo mismo y no me atrevo a hablarlo con mi mujer"
Sin comentarios

Esta noche Kiko Rivera se ha sentado en 'Sábado Deluxe' para reconocer abiertamente el grave error que puso en peligro su matrimonio con Irene Rosales: haberse enviado mensajes guarrindongos (seguro que con los emojis de la berenjena y las gotas de agua incluidos) con una camarera de la discoteca que regentaba al salir de 'GH Dúo'.

Sin embargo, el hijo de la tonadillera más sonriente de la copla (siempre que sea para joder, claro) se ha abierto en canal dando más titulares mucho más allá del mea culpa por haber sido un mal marido y gran stalker por Instagram (stalker es el que tira la caña por las redes, para que nos entendamos). "No me gusta venir aquí, pero siempre acabo quitándome un peso de encima", se ha sincerado tras confesar que está en un momento "muy jodido" de su vida.

Kikito

Y es que en un momento de la entrevista ha reconocido lo duros que están siendo estos últimos días para él, más que el turrón que no es blando (qué ganas de Navidad, por favor) ya que no se siente del todo a gusto consigo mismo y que su baja autoestima le está tirando el ánimo como si fuera un 'Angry bird' desde un tirachinas: "estoy triste, decaído y no estoy feliz con mis metas. No lo estoy dando todo en el trabajo", ha dicho avergonzado por no poder trabajar dando conciertos por la situación actual y sentirse un inútil.

Kiko Rivera Triste

De hecho, ha asegurado que quiere empezar a ponerse en manos de profesionales y que nadie de su familia conocía este problema de su boca antes de contarlo abiertamente en Telecinco. "No estoy feliz conmigo mismo y no me atrevo a hablarlo con mi mujer", ha dicho temiendo por su matrimonio, ya que le está costando mucho trabajo no echar mano de las drogas. Incluso, ha llegado decir que por las noches no duerme bien y se las pasa en vela llorando.

Captura De Pantalla 2020 10 18 A Las 0 43 27

Para apoyar a nuestro pequeño del alma, Irene Rosales ha querido entrar por teléfono para decirle lo orgullosa que está de él y que todo lo malo está olvidado. Seguramente, se ha referido a la crisis que han pasado, nivel la que sufriría Batman tras lo de la sopa del murciélago del Covid. A Irene se la notaba llorosa, nerviosa y, por supuesto, enamorada.

Anabel

Su prima también ha querido llamar al programa para asegurarle que siempre va a tener a una hermana a su lado dando el cayo y cagándose en quien haga falta y que le haga daño, aunque ahora esté con la pata tiesa, ya que se ha caído haciendo surf en Canarias.

Su ambición deportiva le ha pasado una mala pasada y la ha dejado con una lesión por una caída tonta por la que tendrá que ser intervenida. Una mujer con aspiraciones que no quiso conformarse con el 'airobi' por sus fans, para ampliar fronteras como influencer y competencia directa de Patry Jordán.

Pobrecita, que le ha salido mal: "siempre voy a estar contigo, Kiko", ha dicho casi buscando que el DJ haga una visitita ahora que va a estar más aburrida que la molla de una influencer (loca por salir a jugar y botar por encima del pantalón).

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios