Publicidad

Oriana Marzoli confiesa su problema con la comida por el que ha acabado ingresada en el hospital

Oriana Marzoli confiesa su problema con la comida por el que ha acabado ingresada en el hospital
Sin comentarios

Oriana Marzoli ha empezado el 2021 con el pie que no era. "Estaba muy jodida", se ha sincerado en su canal de Mtmad. Podríamos decir, básicamente, que su arranque de año ha sido una verdadera mierda: "He estado 6 días con gastroenteritis".

Si es que las Navidades son malas fechas. Que tu único aliciente para levantarte del sofá es ir a la cocina a por un Ferrero Rocher. Y luego, pues claro, pasa lo que pasa. Que te vas de vareta y las consecuencias son nefastas: "No me podía dormir, estaba amargada, más ojeras de las que tengo normalmente, mal humor, súper agotada, débil..."

Oriana Marzoli Comida

Oriana está muy cabreada con Oriana: "Tengo un problema con la comida". Como cuenta, le gusta comer mucho y "muy mal". Oriana vive constantemente en un anuncio de Pringles: porque se las come y porque cuando hace pop ya no hay stop.

"Lo que estoy haciendo con mi vida es jodérmela yo misma", asegura. Oriana contra Oriana. Y su abuso no queda solo en la comida basura: "Soy adicta al Ibuprofeno", aprovecha para confesar. Según cuenta, sufre dolores de cabeza, lo que la llevó a un punto de tomarse "cuatro o seis en un mismo día porque no se me quitaba el dolor de ninguna manera". Macaulay Culkin estaría orgulloso. Tu médico digestivo, no. Una adicción que, a la larga, "me puede crear una úlcera".

"Tengo una bacteria de comer tantos dulces por la noche. Imaginaros el tema". Nos imaginamos, Oriana. Nos imaginamos.

Un problema que la ha llevado a estar 2 días ingresada en el hospital, cuyas pruebas han dado como resultado un nivel de azúcar más alto que el Hombre de Jengibre de 'Schrek': "Tengo que tener cuidado porque puede desembocar en una diabetes".

"Irresponsable", "niñata" o "inmadura" son algunas de las palabras que Oriana usa para referirse a Oriana: "Tengo que tener la madurez de 28 años, que tengo para saber, cojones, que es que por la noche no se comen dulce".

Oriana Marzoli Cuerpo Ha estado ingresada en el hospital; le perdonamos que aún no haya quitado el árbol

"Tengo una ansiedad con la comida muy gorda", termina confesando. Y aprovecha para aclarárselo a todos aquellos que la han "tachado de anoréxica": "Este cuerpo lo tengo a base de entrenar, no es porque no coma".

Y no solo de salud vive la peña, que de imagen también. Y esa mala alimentación está causando estragos, principalmente en su pelo, que crece débil y verás tú que de aquí a dos telediarios nos acaba con unos peluconchos que ni Cher. Pero hay otro problema: "Este color no es de una persona saludable. Estoy pálida. Pero pálida amarilla. No tengo un tono de una persona que está guay".

Porque el electroshock ya está prohibido, pero nosotros instamos a poner en tiendas de alimentación, supermercados y grandes superficies una foto de Oriana en el pasillo de dulces. Y si alguien la ve merodeando por ahí, que le tire un Phoskito a la cara. A ver si así conseguimos algo...

Imágenes | Mtmad

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio