'El Chiringuito' pierde a uno de sus colaboradores más graciosos por el exigente horario del programa

'El Chiringuito' pierde a uno de sus colaboradores más graciosos por el exigente horario del programa
Sin comentarios

'El Chiringuito', como 'Sálvame' del deporte que es, acaba de vivir su episodio 'Paz Padilla' (salvando las distancias) con el despido de uno de sus colaboradores más emblemáticos, queridos y cachondos. La máquina de hacer memes gracias a sus conocimientos en ingeniería (de hecho, era conocido como 'El ingeniero'), Pedro Sáez, ha revelado en su canal de Twitch que ya no volverá a atizar al rebaño de Josep Pedrerol con su ingenio.

El colaborador, que se metió en el bolsillo a la audiencia con su sección sobre Big Data en la que daba más cera a sus compis de la que lleva repegada Pedrerol en el pelo, ha decidido priorizar su carrera de Ingeniería y apostar por las prácticas de tres meses por 600 euros que le han ofrecido para completar su formación.

El Ingeniero de 'El Chiringuito' - Mega
El Ingeniero de 'El Chiringuito' - Mega

El ingeniero ha lamentado perder los 1.800 euros mensuales que se embolsaba por dar hostias sin manos a los tertulianos de 'El Chiringuito', pero la incompatibilidad horaria con su carrera ha acabado haciendo que declinara el trabajo en el programa de Atresmedia: “Está bien pagado, pero el problema son las horas”, decía.

No es un líder

“Mis planes eran terminar el Trabajo de Fin de Grado (TFG) y la última asignatura de la carrera, pero se me ocurrió la locura de proponerle a Josep aportar algo de valor al programa con Big Data y fútbol. Pedrerol, que es un genio, se dio cuenta del filón y me brindó la oportunidad”, ha explicado el del finiquito en su canal de Twitch.

La locura de horario de 'El Chiringuito'

El Ingeniero de 'El Chiringuito de Jugones'

El que analizaba el equipo del programa en "La Liga de Medios" burlándose con ironía de la labor de sus compis ha asegurado que su contrato se acabó el pasado 3 de mayo, cuando lo llamaron para prescindir de él: “Empezaba a las 12 de la mañana y paraba a las 15 horas. Y luego teóricamente era de 6 de la tarde hasta las 12 de la noche. Además, le iba sumando las horas que salía en la tele. Me dormía a las 4 de la mañana y a las 12 tenía que volver a trabajar. No tenía tiempo para estudiar. No soy un zombi, lo puedo hacer una o dos veces, pero no durante un mes entero” , ha confesado.

“A finales de marzo empecé a echar muchas horas, muchas más horas de lo normal. Un jueves, la última vez que salí en el programa, expresé que no debería de estar ahí hoy por la cantidad de horas que había echado”, ha continuado el que estuvo a punto de abrigarse con un saco de dormir para poder echar la noche en la mesa de Susanna Griso.

Todo ha terminado con lo que Pedro Sáez ha denominado como "una baja no voluntaria", vamos, un despido de toda la vida de Dios: "Me dijeron que iban a cambiar el horario, y me dejaron claro que si quería echar ocho horas no iba a poder hacer mi sección. Pero a mí me daba igual salir o no salir en la tele, yo solo quería un horario más determinado”, ha acabado compartiendo con sus seguidores.

Temas
Inicio