Publicidad

Con Natalia Verbeke que me hagan una ruta, que yo me pierdo

Con Natalia Verbeke que me hagan una ruta, que yo me pierdo
3 comentarios

Publicidad

La historia de la no-boda de Natalia Verbeke es de esos cotilleos que tanto nos encantan, a la vez que no entendemos. Y como ella no está por la labor de explicarnos nada (lo cual es totalmente respetable) pues aquí estamos, haciendo cábalas de con quién está o deja de estar la tía.

Porque claro, lo de llevarse bien con los ex es una odisea que ya nos gustaría a muchas, que queda muy bonito decirlo pero luego a la hora de la verdad es otro cantar. En el caso de Natalia parece que no, ella se lleva estupendo con sus anteriores novios (bueno, menos con el que iba a ser su marido, Jaime Renedo) y han sido precisamente los dos anteriores los encargados de consolar su cancelación de boda. Siempre según cuentan las malas lenguas eh, que no se sabe.

El tema es que hay mucho rumor de que con Gonzalo de Castro hay mucho acercamiento y los han cazado paseando por Madrid unas cuantas veces, lo que ha hecho saltar todas las alarmas. ¿Reconciliación a la vista? ¿Muy buenos amigos simplemente? ¿Hombros para sonar mocos?

No me gusta hablar de mi vida privada. Una cosa es que la prensa se entere de que haya una boda y por no mentir diga que sí, que hay una boda. De ahí a que me hagan preguntas personales… Nadie tiene derecho a entrar en mi intimidad

Lo que yo os diga, que de ella no vamos a sacar nada en claro, y nosotros en ascuas. Yo ya me estoy imaginando una historia de estas bonitas en la que descubre que siempre ha estado enamorada de Gonzalo, y por suerte han podido recuperar el tiempo perdido, ¿vosotros no?

Vía | vanitatis
Foto | Instagram Natalia Verbeke
En Poprosa | Que no, que lo de Natalia Verbeke no fue espantada de dos días
En Poprosa | Avalancha de rupturas: Natalia Verbeke se convierte en novia a la fuga

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir