Cecilia Gómez se marca un novia a la fuga y rompe con el cirujano Marco Vricella tres meses antes de su boda: "Es un impostor"

Cecilia Gómez se marca un novia a la fuga y rompe con el cirujano Marco Vricella tres meses antes de su boda: "Es un impostor"
Sin comentarios

Los líos del corazón nunca dejarán de sorprendernos... Y es que la pandemia no es una época de oro para los wedding planner, para qué vamos a engañarnos. Que más trabajo hay en el McDonald's que organizando bodas.

Pero hablemos del caso de la bailaora Cecilia Gómez, una de las más importantes de nuestro país, y el cirujano plástico italiano Marco Vricella, exmarido de Sonia Ferrer (con quien tiene una hija de 10 años).

 

A ellos, por el contrario, la pandemia les sirvió para enamorarse. Todo fue como un tiro: Cecilia contactó con él durante el confinamiento para una consulta médica. Se conocieron en persona en junio, y en diciembre ya estaban viviendo juntos en un ático a las afueras de Madrid. Y espérate, que la cosa no acaba aquí: porque fijaron su boda para el próximo 26 de junio.

Pero ahora, ¿qué ha pasado? Pues que se ha levantado un poquitín de viento y el castillo de naipes se ha desmoronado. Adiós amor. Adiós vivir juntos. Adiós boda. Goodbye, my friend.

Marco Vricella y Cecilia Gómez
Marco y Cecilia, de vacaciones en agosto

Así lo ha contado la propia Cecilia en la revista '¡Hola!'. Se acaba el amor, sí, ¿pero y el dinero que te pagan por el exclusivote? Una maravilla. Así somos nosotros: viéndole siempre el lado positivo a todo.

La bailarina está muy decepcionada con el que iba a ser su futuro marido: "No es que me encontrara otra cara, es que he descubierto la verdadera. Para mí, esto es un impostor", aclara en la entrevista. Teniendo en cuenta que el Vricella es cirujano plástico... lo de no saber muy bien cuál es su verdadera cara es algo que va con la profesión.

 

Y no se queda solo ahí, qué va, que ella se lanza a contar todo con pelos y señales: "Ha sido el trato. No me he sentido respetada. Me ha llegado a decir: 'Si no cambias no habrá boda, y tú no me sirves como mujer para lo que yo quiero'. Palabras textuales".

Ya estaba todo listo: bodas, invitados, joyas, cáterin... "Estoy un poco en shock e intentado solucionarlo todo. Caeré después, pero ahora lo principal es salir del atolladero", asegura.

"Por lo que sé de otras relaciones, es un patrón que se repite. Es su condición. A Sonia Ferrer le digo que ahora entiendo todo", confiesa. Recordemos que Sonia llegó a hablar de su matrimonio como un verdadero infierno: "No le deseo a ninguna mujer la vida que he llevado con Marco los dos últimos años", llegó a declarar.

 

Por su parte, y sobre su situación, Cecilia es tajante: "No hay reconciliación posible. Sería dar un paso atrás en todo lo que las mujeres estamos luchando. Pero no lo siento como un final triste, sino un final feliz. Sería triste si me quedara en esa situación".

Eso sí, la muchacha está dolida. Principalmente porque, al irse al vivir con él, y al juntarse "dos casas en una", tuvo que deshacerse de gran parte de sus pertenencias: "Lo he perdido todo".

Pero venga, Cecilia: cabeza alta, una visita a Ikea y un taconeo... y ya tenemos todo solucionado. Que con lo que te han pagado de la exclusiva ya tienes para renovar el salón.

Imágenes | Gtres

Temas
Comentarios cerrados
Inicio