La escalofriante escena de la agresión: Así es cómo encontraron a Saray Montoya ('Gipsy Kings') y a su hija tras ser apuñaladas

La escalofriante escena de la agresión: Así es cómo encontraron a Saray Montoya ('Gipsy Kings') y a su hija tras ser apuñaladas
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Este pasado domingo 1 de agosto nos sorprendió con la noticia de la brutal agresión a puñaladas que recibieron Saray Montoya -a la que recordaréis por su participación en la edición de 'Supervivientes' que ganó Sofía Suescun- y su hija a manos del tío de esta última, es decir, del cuñado de la exprotagonista del reality con más brilli brilli de Cuatro.

Según ha explicado con pelos y señales la propia Saray a través de sus redes sociales, la diseñadora se encontraba tomándose un cafecito con su prima Farruca para despejarse cuando el hermano de su marido, motivado por el  padre de ambos, apuñaló tanto a su hija como a ella a sangre fría:

“Se presentaron en mi casa mi cuñado y mi suegro aprovechando que mi marido no estaba en casa (…) Nos han dado a nosotras una paliza de muerte para hacerle daño a él, por envidias”, ha añadido Montoya completamente vendada a lo que pudo explicar en el programa 'Viva la vida' ya que, según expresa, en la conexión con Toñi Moreno (sustituta de Emma García) se encontraba demasiado mareada como para entrar en detalles.

Saray Montoya 1

Saray está convencida de que, a pesar de haber recibido 13 puñaladas por todo el cuerpo, el verdadero objetivo de esta brutal agresión era su hija Naiara, de 21 años, que se salvó de lo que podía haber sido un homicidio: "Le dieron una puñalada en el pecho y en la mano, querían clavársela en el corazón. Ha sido un intento de asesinato", ha sentenciado la Montoya dando los nombres y apellidos de los agresores.

La 'Gipsy Queen' ha mostrado el estropicio de sangre y la escalofriante escena del crimen a través de sus redes. Apenas se ve el suelo de la entrada de su casa, cubierto al completo por una capa de sangre, al igual que las paredes. Una prueba más que evidencia, junto al parte de lesiones de Naiara y Saray, la brutal paliza que recibieron en su propia casa.

La madre de familia ha advertido de que va a recurrir a la justicia para que su cuñado y su suegro no se vayan de rositas. Ella misma ha asegurado que, aunque antes "los gitanos no avisábamos a la policía", los tiempos han cambiado y no piensa permitir que ningún hombre agreda a una mujer y salga impune, aún menos cuando se trata de su hija.

Temas
Inicio