Compartir
Publicidad

Ole tú, Salma Hayek, ¡¡qué vivan tus carnes y tu dislexia!!

Ole tú, Salma Hayek, ¡¡qué vivan tus carnes y tu dislexia!!
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No hay nada como tomarse la vida con filosofía y, a poder ser, con buen sentido del humor. Eso mismo es lo que proyectan las últimas declaraciones de la la actriz Salma Hayek concedidas a la revista Harper’s Bazaar. La intérprete afronta de muy buen rollo esta nueva etapa de su vida, tiene 46 tacos, algún kilito de más, y qué mas da…

Lo peor que puedes ser en Hollywood es ser una mujer de más de 40 años. Además de eso yo tengo acento, soy disléxica, soy de baja estatura y un poco rellenita. Todo lo que se imagine yo lo tengo, pero aún así aquí estoy. Debo ser la mujer más afortunada de mundo por seguir teniendo trabajo.

Así de clara y concisa habla la actriz sobre sí misma. Aunque precisamente esas cosas que podrían ser negativas, en su caso, se han convertido en señas de identidad. Y seguramente, gracias a eso, se ha convertido en la estrella que es. De todas maneras, me he quedado un poco muerto con lo de la dislexia, no tiene ni idea. Pero atención porque hay mucha más chicha que comentar…

Yo siempre estoy en el límite de mi peso porque me encanta el vino y la comida. No es lo mejor para la moda, pero si es lo mejor para mis ánimos. Soy feliz porque como. Tengo 46 años y no me pondré botox ¿Sabéis por qué? No lo necesito porque yo como. Como las grasas, los vegetales, como de todo. Si haces mucho ejercicio y no comes lo suficiente las consecuencias se notan en la piel. Todo empieza a envejecer y si no comes carbohidratos el metabolismo se pone más lento y… ¿Sabes qué? Uno se ve miserable. La verdad es que yo no tengo que alardear de ser la más bonita o la más delgada. Yo puedo ser feliz por la belleza de otras personas. Hay que aprender a alegrarse también por las demás personas y así nunca nos quedaremos sin felicidad

Verdades como puños dice esta mujer, porque llega un monto en esta vida en la que uno no tiene que ser esclavo de la dieta, ella como veis pasa de eso y del botox, por si alguna mente maliciosa que se pensaba que ella es de las holliwodienses enganchada a la toxina, de eso nada monadas. En fin chica, que yo te veo divina de la muerte y cosas así, da gusto leer, más razón que un santo llevas. Por cierto, lo diré o reviento, esta portada se parece muchísimo a la última que hizo para Vogue Alemania, un poquito de imaginación para los que eligen las portadas de las revistas no estaría de más, he dicho.

Sitio Oficial | Harper’s Bazaar UK
En Poprosa | Salma Hayek, impresionante ¿y poco mexicana?
En Poprosa | Salma Hayek y su vocación truncada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio