Publicidad

¿Qué fue de... Estefanía de Mónaco?

¿Qué fue de... Estefanía de Mónaco?
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Una semana más te traemos de vuelta un famoso que lo petó mucho en su momento. Normalmente este famoso suele ser cantante o actor pero hoy, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y que este pasado finde hubo boda real, cambiamos un poco de tercio y devolvemos a primera línea de fuego a una princesa. Hablamos de Stéphanie Marie Isabelle Grimaldi Kelly, más conocida como Estefanía de Mónaco: cantante, diseñadora de moda, artista de circo y princesa rebelde. Vamos, lo que se dice un parto aprovechado.

La princesa rebelde

Tercera y última hija de Rainiero de Mónaco y Grace Kelly, Estefanía Grimaldi, que está a punto de entrar en la cincuentena, tuvo una juventud ajetreada, alejándose todo lo que pudo y más del artificial cuento de hadas de la corte monegasca. Con 16 años ya se comía la boca con Paul Belmondo, hijo del célebre Jean-Paul Belmondo, al que dejó al poco por Anthony Delon, hijo del también mítico actor galo Alain Delon.

Una juventud díscola sesgada en Septiembre de 1982 (sólo tenía 18 años) cuando el coche en el que circulaba junto a su madre por una carretera secundaria francesa sufría un fatal accidente que le costaba la vida a la chica Hitchcock y dejaba a la joven Estefanía malherida. Oficialmente conducía Gracia Patricia pero la leyenda negra siempre ha dicho que era Estefanía la que iba al volante, hecho que se ocultó porque no tenía carnet y hubiera tenido que ir a prisión en Francia. Tan sólo una leyenda urbana más de las muchas que, como veremos, rodean a la princesa... aunque lo cierto es que ella nunca lo ha desmentido.

La princesa del pop

Recuperada del accidente (no pudo asistir al multitudinario funeral de su madre por estar convaleciente) inicio una prolífica y exitosa carrera como diseñadora de moda y, envalentonada por el éxito, se lanza al mundo de la canción en 1986. Contra todo pronóstico, con un disco auto-producido, lo peta. Pocos artistas pueden decir que su primer single ha vendido dos millones de copias y justamente esa es la cantidad que se vendió de 'Ouragan', un pelotazo del que lo mismo no te acuerdas aunque lo mismo si tienes más fresca esta versión que arrasó en todos los garitos de la euro-zona hará un par de años.

Buenas canciones, fama y buena presencia, Estefanía lo tenía todo para triunfar en el mundo de la música salvo voz y eso en una época donde el autotune ni se había inventado, penaliza. A pesar de todo consiguió otro hit de éxito con 'Flash' y en 1987 cogió el petate y se fue a hacer las américas, a Los Ángeles, en busca del mejor productor para su siguiente disco y convertirse en la nueva Madonna. Sin embargo allí se dejó seducir por la fiesta hollywoodiense y por maromos como Rob Lowe y del disco nada se supo hasta 1991. Su momento había pasado. Recogió sus cosas y de vuelta a la Costa Azul.

La princesa que tropieza dos veces en la misma piedra

Al poco de volver de Estados Unidos se anunciaba que estaba embarazada. Las prensas rosa y amarilla ardieron durante meses discutiendo y elucubrando sobre la identidad del padre hasta que se descubrió que se trataba de su guardaespaldas, un tal Daniel Ducruet, que después de darle dos hijos y estar brevemente casado con ella, se vino para España para liarse con Marujita Díaz y pasearse por los más nefastos realities. Vividor TOP.

Pero las princesas, que no dejan de pertenecer a la raza humana a pesar de tener sangre azul, también tropiezan dos veces en la misma piedra (y las que hagan falta) y en 1998 dio a luz a un tercer hijo... fruto de nuevo de una aventura con su nuevo guardaespaldas... aunque esto bien podría ser leyenda también porque ella nunca lo reconoció y la niña, Camille, fue registrada sin figura paterna, lo que hace que esté fuera de la línea sucesoria al trono de Mónaco. Cosas de palacio y tal.

Después de dos guardaespaldas, Estefanía cambió de gremio y le tocó a los artistas de circo. Primero un domador de elefantes con el que se fue a vivir a su caravana y que le enseñó el oficio. Luego un acróbata con el que incluso se llegó a casar aunque dicho matrimonio duró todavía menos que el de Ducruet. Desde su divorcio en 2004 no se le conoce ninguna relación especialmente seria.

La princesa madura y aburrida

Entonces, ¿a qué se dedica ahora la princesa rebelde? Pues a sus actos benéficos,a colaboraciones esporádicas en revistas de moda y acompañar a su hija Pauline, una de las jóvenes princesas más de moda en el circuito europeo, a sus competiciones de salto de trampolín.

La verdad que un poco aburrido, ¿no? A ver si se vuelve a liar con un guardaespaldas o le hace los coros a Pitbull, como cuenta la leyenda (otra más) que hizo con su amigo Michael Jackson para su disco 'Dangerous'.

Vídeos | Joyman1979 y FreakCabaret En Poprosa | ¿Qué fue de...?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir