Publicidad

A Taylor Swift le salpica el racismo

A Taylor Swift le salpica el racismo
22 comentarios
HOY SE HABLA DE

Lo sabía, desde el mismo momento que vi esta foto, sabía que iba a pasar algo así. Y es que si a Miley se le calificó de racista por rasgarse los ojos en una foto y parecía que todos los chinos del mundo estaban en pie de guerra (aunque no fueran más que cuatro), pues ahora le toca a Taylor Swift a quien tildan de nazi... Ahí es nada.

Tiene mucha tela la historia porque de nada se ha hecho un ovillo tan grande que no tiene fin. Ahí tenemos la foto de la discordia, la cantante posando con un chico, de profesión modelo (WTF!!) lamado AJ English. Como podéis imaginar esa instantánea fue tomada en el cumplaños de Katy Perry donde los invitados tenían que vestir de blanco para luego embadurnarse con pintura de colores. Pues bien, este muchacho, acabó ni más ni menos que con una svástica roja en la camiseta. Y a partir de ahí todas han venido dadas…

Resulta que a raíz de la foto, se dijo que Taylor Swift hacía apología del racismo y del pensamiento nazi porque no había rehusado a hacerse la foto con el chico. Vamos, algo así como el que calla otorga… Pero es que ojito que ahí no acaba la historia, porque si os fijáis, lleva en el vestido las iniciales JH que buscándole tres pies al gato quisieron ver la frase “Jew Hater” (“Odio judío”). Claro, que lo que no pensaron los resalados que hacían estas declaraciones es que Taylor fue con su amiga Julianne Hough, que fue la que le pintó las iniciales de su nombre. ¡¡Madre mía, madre mía, mira que era complicado!! Habí otro que era más retocido pero ya murió... (como se suele decir)

Para empezar Swift ni siquiera conocía a ese muchacho, nunca le había visto antes de esa noche, además se hizo fotos con todo el mundo sin mirar lo que tenían dibujado en sus ropas ya que la mayoría eran manchas sin sentido (claro que si ya hacen un Test de Rorschach acaban en Guantánamo todos).

Pero es que eso no es todo, porque el chico ha querido dar su versión también de todo esto, primero pidiendo disculpas a Taylor por los perjuicios causados en su twitter y a través de TMZ, diciendo que no apoya al nazismo y que lo que empezó siendo una equis (X) al principio de la noche pues se fue manipulando y pervirtiendo... Vamos que lo que pudo ser una broma de mal gusto acabó siendo polámica. Luego que si la noche me confunde, que si me lían, que si entre las copas y la brocha gorda no sabía ni las manos que me tocaban… Me las sé todas, y la que se ha preparado.

Vía | Daily Mail

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio