Tres horas velando a doña Ana: así ha sido el reencuentro entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera en Cantora tras más de un año sin verse

Tres horas velando a doña Ana: así ha sido el reencuentro entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera en Cantora tras más de un año sin verse
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El fallecimiento de doña Ana, madre de Isabel Pantoja y abuela de Kiko Rivera, no sólo ha dado un giro dramático a los acontecimientos de la trilogía vampírica 'Cantora: la herencia envenenada' sino que también ha puesto patas arriba al clan Pantoja.

Gran parte de la familia más famosa de nuestro país se encontraba en La Graciosa (Canarias) en los días previos a la fecha en la que iba a casarse Anabel con su novio 'El Negro', este viernes 1 de octubre. Pero la terrible noticia de la muerte de la matriarca ha alterado todos los planes de los Pantoja e, incluso, las relaciones que existen entre ellos.

Tanto Isa Pi, como Kiko Rivera como Anabel Pantoja llegaban a Cantora de madrugada tras enterarse de la noticia del fallecimiento de su abuela. Según informan 'ABC' y el diario 'Informalia', Agustín Pantoja discutió con su hermana Isabel al enterarse de que su pequeño del alma iba a volver a pisar Cantora tras este añito de dardos televisivos y batallas judiciales. La tonadillera ha acabado imponiendo su ley pantojil y ha admitido la visita de sus hijos y de su sobrina para velar a doña Ana.

Kiko Rivera llega a cantora en el coche de su primo Manuel Cortés, hijo de Raquel Bollo GTRES
Kiko Rivera llega a cantora en el coche de su primo Manuel Cortés, hijo de Raquel Bollo | GTRES

A pesar de que Kiko Rivera calificara de "indeseables" a su tío Agustín y a su madre en la carta abierta de despedida a Ana Martín que compartió en redes, todo apunta a que el dj se ha dejado el mal rollo en La Graciosa (la gorra no, esa no se la quita ni aunque venga un vendaval): "A mí hoy se me ha muerto mi abuela pero, a mi madre, sea de la manera que sea, se le ha muerto su madre… así que yo voy a ir a Cantora, evidentemente", comparecía Paquirrín ante los medios a eso de la una de la madrugada en su llegada a Cantora.

Según ha informado el periodista y reportero de 'Sálvame' de atuendos imposibles José Antonio León (al que le tenemos que agradecer el canal 24 horas de Cantora), Kiko estuvo dos/tres horacas acompañando a su madre y al resto de la familia en el epicentro del salseo, la finca de Medina Sidonia. El hijo de la Panto ha demostrado tener mayor implicación en la despedida de su abuela de la que pretendía ya que sus expectativas eran "darle un abrazo" y el pésame a Isabel Pantoja e irse por patas.

¿Será la muerte de doña Ana el primer paso para una reconciliación entre madre e hijo? Pues probablemente sí. Ya Kiko, en una de sus ocho mil apariciones despotricando de su madre, dejó caer que lo único que ataba a Isabel Pantoja a su hermano Agustín (la mano negra, el villano oficial para los hijos de la tonadillera) era su madre. El cantante dio a entender que, con la abu en el otro mundo, las cartas del conflicto volverían a repartirse y que, probablemente, su madre tomara otro tipo de decisiones como, por ejemplo, dejar España (a la que dentro del alma lleva metida) y/o romper lazos con el hermanísimo más hateado por la prensa.

Carta de despedida de Kiko Rivera a su abuela Ana Martín Instagram
Carta de despedida de Kiko Rivera a su abuela Ana Martín - Instagram
Temas
Inicio