Publicidad

Amy Winehouse tiene unos cuernos que no le caben por la puerta

Amy Winehouse tiene unos cuernos que no le caben por la puerta
13 comentarios

Publicidad


Pobre Amy, está hecha polvo con tanto amor y desamor. Si creíais que la loca de los gatos estaba rehaciendo su vida y encauzándose por el buen camino, se acaba de encontrar con una piedra bastante grande en medio del camino. Pero ha demostrado algo de cordura en todo este asunto porque, en vez de dar un rodeo, ha decidido atajar por lo sano: ha dinamitado la piedra y a tomar por saco.

Su nuevo novio, Reg Traviss, ha pasado a los anales de la historia (anales porque directamente le ha mandado a tomar por… por eso mismo). Tras poco más de 4 meses de una relación que parecía haber empezado con buen pie, se empezó a correr el rumor (que obviamente ya no es rumor) de que le habían puesto los tochos a Amy. Y ésta, no sa sabe si porque no le decidió conceder el beneficio de la duda o sencillamente porque se aseguró de comprobar que era cierto, cortó inmediatamente con él.

Al parecer, el exnovio de Amy Winehouse estaba manteniendo una relación en paralelo con su anterior novia, la stripper Raven Isis Holt:

“Amy no ha hablado con Reg desde entonces y ya les ha dicho a todos que se ha terminado. Ha sido bastante precisa hablando acerca de él. Está confundida y muy vulnerable”

Pero el asunto no queda ahí. Ahora es cuando la presa está más débil y los carroñeros se aprovechan para sacar tajada y llevarse algo a la boca. Exacto, el buitre Blake Fielder-Civil ha estado bombardeándola a llamadas desde que se enteró de su ruptura para consolarla y ofrecerle un hombro amigo sobre el que descansar. Seguro, sí en el fondo todos son iguales…

Vía | Oh! the scandal
Foto | Christoph(Flickr)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir