Britney Spears estalla y denuncia públicamente cómo dos de sus agentes intentaron matarla

Britney Spears estalla y denuncia públicamente cómo dos de sus agentes intentaron matarla
Sin comentarios

Desde que el famosísimo #FreeBritney ganó la batalla y liberó a la cantante de los hilos manipuladores de su padre, la Brit no deja de sorprendernos. Sus publicaciones en Instagram abarcan desde desnudos integrales en los que tapa las partes más íntimas de su cuerpazo con unos diminutos iconos hasta poner a caldo a su madre y a su hermana (y con motivo) contando las intimidades más salseosas de estas.

Ahora, Spears ha vuelto a tirar de redes como su diario de la 'Súper Pop' particular y ha explicado la movida que vivió hace años que da, como mínimo, para una miniserie de 'Netflix'. Según ha narrado la diva de las divas, dos de sus ex agentes intentaron matarla cuando esta estaba aun bajo la tutela de su papá.

Más concretamente, la artista se refiere a Lou Taylor y Robin Greenhill, dueña y socia (respectivamente) de 'Tri Star Sportis and Entertainment Group'. Según la queen del pop, tanto ella como su padre fueron manipulados por estas un día que acudieron a su despacho: "Una semana antes de que me enviasen a ese maldito lugar, Tri Star me invito a sus oficinas. Esas zorras presumidas y ostentosas...", expresa Spears, haciendo mención a la clínica donde fue ingresada.

 

Britney asegura que su papi "las adoraba y las hubiese obedecido en todo" y esto fue lo que motivó al susodicho a encerrar a su retoña en el centro. Nuestra Brit se ha marcado un Ylenia Padilla y ha borrado la publicación original más pronto que tarde pero sus palabritas salseantes ya se han recorrido medio mundo: "Creo que estaban tratando de matarme. Todavía hoy pienso que era exactamente eso lo que estaban tratando de hacer" ha confesado la ex de Justin Timberlake dejando clarinete que en ese momento ella se encontraba bien y se acuerda de : "Nadie habría sobrevivido a algunas cosas que me hicieron. Y yo no solo pasé por ello, sino que lo recuerdo todo".

Eso sí, la Sra. Spears no ha detallado qué fue lo que vio para llegar a la conclusión de que estaban intentando acabar con su vidita. Lo que sí tiene clarísimo es que les va a plantar demanda de las gordas: "Se fueron de rositas después de todo aquello y estoy aquí para hacerles pagar por cada día de mi preciosa vida que me quitaron".

Hasta que nos lleguen más datos de este dramón solo nos queda conformarnos con los pizpiretos vídeos instagrammeros de la chiquilla en los que sale embutida en camisones adquiridos en catálogos de Modas Paki mientras luce palmito y nos deleita con la más picantona de sus miradas.

 

Temas
Inicio