Aitana Ocaña, "incomunicada" en una fiesta de futbolistas mientras Miguel Bernardeau echa humo en casa: la verdadera razón de la ruptura de la pareja

Aitana Ocaña, "incomunicada" en una fiesta de futbolistas mientras Miguel Bernardeau echa humo en casa: la verdadera razón de la ruptura de la pareja
Sin comentarios

Ni sentimos ni padecemos desde que se hizo pública la ruptura entre Aitana Ocaña y Miguel Bernardeau. No hay día en el que un nuevo salseo sobre los ex tortolitos ocupe el largo y ancho de las portadas de la prensa pink. De hecho, fue el pasado fin de semana cuando desde 'Socialité' aseguraron que la ex triunfita habría cortado la relación con el intérprete el mismo día del estreno de 'La Última', serie que ambos protagonizan para 'Disney +'.

"Antes de que acudieran al acto de presentación de la serie, Aitana se armó de valor y verbalizó lo que sentía (...).Tenía la decisión de romper hace más de un año", reza en la información, corroborada por 'La Razón'.

F Elconfidencial Com Original B88 Dfa E43 B88dfae43c62ce9a4292f1607c7111ac

También, el citado medio desveló que a Bernardeau no le habría sentado nada bien el crecimiento estelar de la carrera de su churri en comparación a la suya. Vaya, que estaba celoso y punto: "A Miguel le incomodaba el crecimiento de Aitana. No entendió nunca el porqué de esa fulgurante carrera", advierten desde el periódico.

La última hipótesis sobre el fiasco amoroso de la pareja la facilitó Aurelio Manzano en el plató de 'Fiesta'. Según el tertuliano, hubo un acontecimiento que marcó un antes y después en la relación, y que tuvo lugar cuando la cantante se fue de parranda a una party cargadita de rostros conocidos.

"Ella va a una fiesta donde hay muchos futbolistas de primera línea y en esa fiesta se guardan todos los móviles de los asistentes. Por lo que Aitana está incomunicada durante toda esa noche", relataba el periodista, haciendo mención al "gran ataque de celos" que se pilló el retoño de Ana Duato y que desembocó en una bronca monumental con la catalana

Temas
Inicio