Publicidad

De vacaciones en Mojácar, Enrique Ponce y Ana Soria hacen el trenecito en un cocodrilo hinchable.

De vacaciones en Mojácar, Enrique Ponce y Ana Soria hacen el trenecito en un cocodrilo hinchable.
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

No se veía una imagen tan surrealista desde las mascarillas hechas con salvaslips. La revista Diez Minutos ha publicado estas imágenes de las primeras vacaciones de Ponce y Soria en la costa almeriense.

El chucuchú del tren en la colchoneta, el agua cristalina, y bañadores recién estrenados son el colofón romántico de este descanso vacacional de la pareja, que no sabemos cuánto durará, seguramente depende de si Ana tiene alguna asignatura para septiembre y, sobre todo, de si alguna pinkie amigui le presta los apuntes, porque ella mucho no está estudiando.

De lo que estoy seguro es de que a Ponce le gusta el perfume de Ana Soria, y es que en dos de las tres fotos que se han hecho públicas, el torero aparece oliendo a su nueva pareja.

Además, la revista asegura haber visto ''juegos en el mar'', pero yo creo que están sexagerando. ¿Puede tratarse de un robado? En ese caso estamos ante la crónica de un robado anunciado, porque en un pueblo costero... otra cosa no, pero gente cotilla con el móvil a mano no falta.

Lo que aún no he acabado de entender es el look playero con el que Ana parece haber salido de grabar un western por allí cerca, en Tabernas. Así de sencillita baja ella las escaleras hacia el paparazzi.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios