Publicidad

El fracaso económico que ha llevado a que Cristina Pedroche y Dabiz Muñoz tomen esta difícil decisión

El fracaso económico que ha llevado a que Cristina Pedroche y Dabiz Muñoz tomen esta difícil decisión
Sin comentarios

Son momentos difíciles para los bisnes y de aquí no se libra nadie (menos el señor del Mercadona). Y es que un nuevo golpe económico ha llegado a las vidas de Cristina Pedroche y Dabiz Muñoz, que han tenido que cerrar su restaurante 'Streetxo London' tras cuatro años.

La pandemia ha obligado a que muchos negocios de la hostelería tengan que coger las servilletas de tela blanca y agitarlas en el aire a modo de despedida. Y le ha llegado el turno al restaurante que la pareja abrió en Londres y que, según recoge el periódico económico 'Expansión', ahora la pareja ha iniciado un proceso voluntario de insolvencia y liquidación del restaurante.

Streetxo London

'StreetXo' supuso una inversión de 6 millones de euros, con un alquiler que ascendía a los 400.000 euros anuales (lo que viene costando un estudio en Malasaña, más o menos). Para ello, el muchacho habría tenido que pedir en su momento un préstamo de más de la mitad del importe, apoyándole también la Pedroche económicamente.

"Está siendo complicado para toda la sociedad, para la cocina y para todos los gremios. Esperemos que se acabe pronto", ha explicado Muñoz en la gala de la Guía Michelín, sin hacer mención específica a su negocio.

Como recogió 'Directo al paladar', el restaurante tampoco ha sido un camino de rosas. Sobre todo para la crítica, que lo trató con el mismo cariño que una piedra pómez. Fay Maschler, una reputada crítica gastronómica, escribió en el periódico 'Evening Standard': "Lo que supuestamente pretende ser innovador resulta provinciano y desfasado. Muñoz no puede trivializar los clásicos, pero está menospreciando los enormes avances que se han hecho en la gastronomía". O también criticó el uniforme de los trabajadores, imitando camisas de fuerza y que consideraba "ofensivo y hasta cuestionable legalmente".

Aun así, Dabiz, que te quiten lo bailao. Porque el muchacho no se achanta, y la Pedroche va detrás. De una idea loca para dar de comer (y porque de algo hay que comer) surgió en la pandemia 'GoXo', un servicio de comida a domicilio y que, además, abrió su primer food track en Madrid. Y mira, chico, nosotros que te deseamos toda la suerte del mundo. Eso sí, tenemos que confesar que probablemente nunca comeremos en ninguno de tus restaurantes... Ya sabes, por eso de que hay que comer otros 29 días del mes.

Fotos | GTRES

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio