El tremendo error de 'Socialité' sobre el testimonio de la supuesta amante de Antonio David Flores

El tremendo error de 'Socialité' sobre el testimonio de la supuesta amante de Antonio David Flores
Sin comentarios

¿Que Antonio David Flores se empeñó en desenmascarar el affaire de Canales Rivera con Cynthia Martínez? Pues cuidado con el boomerang, AntoniDá, que viene de vuelta y te puede dar una hostia en toda la cara.

Porque, efectivamente, 'Socialité' ha conseguido hablar con la muchacha que ocupó el corazón del Flores durante 15 años de manera intermitente (empezaron cuatro antes de que se casara con Olga). Y no solo ha conseguido hablar con ella, sino que, además, el programa ha tenido un desliz del copón. Se nota que es Navidad, se nota que la gente está de vacaciones y se nota que la que está trabajando preferiría no estarlo. Esto ha dado como resultado que a la amante, que se quería mantener en ese momento en el anonimato, se le haya visto todo el careto. Y Twitter ha ido rápido a pillarlo.

Ahí está la muchacha, que lo único que le guarda la identidad es la mascarilla. Pero ese no es su único problema, porque hay que sumarle que ella también tiene pareja: "A mí me ha coincidido estar con mi pareja y con él".

Fuertes declaraciones. Pero, por supuesto, no son las únicas, que aún quedan testimonios para que suba el pan (y sin levadura). Porque aprovecha para contar que se conocieron en una discoteca. Lo típico: ella iba con una amiga, él con un amigo, sus amigos acabaron dándose el lote y ellos, para no estar sujetando las velas, acabaron intercambiándose los teléfonos.

Amante Antonio David Flores
La amante, de espaldas a cámara, para mantener el "anonimato".

"A partir de ahí me empezó a llamar y entonces sí nos enrollamos", aclara. Y, cómo es la vida, qué fortuita, qué cúmulo de casualidades, que la muchacha —anónima ella— acabó trabajando en una agencia de marketing en la que Antonio David estuvo de imagen. "Y nosotros dormíamos juntos en el hotel, en la misma habitación y todo", asegura. Qué pícara ella, lo que pasaría debajo de esas sábanas.

Pero la cosa se vuelve, si puede, todavía más rocambolescas: "Dos días antes [de la boda con Olga], estuvo conmigo en su casa, que estaba Olga en Sevilla". Madre mía, madre mía... Y porque no la invitaron a la muchacha a la boda, menos mal, que si no nos vemos a Antonio David, en mitad del convite, en el baño de servicio con la corbata en la frente y los pantalones por los tobillos. Y Olga fuera, cortando la tarta, mientras AntonioDá se come otro bizcocho... Pero, ¡menos mal!, esto no pasó.

Y, además, la "anónima" y el amante acabaron trabajando juntos. "Yo le llevé toda la gestión del famoseo" de un pub que el Flores abrió (y fracasó) en Málaga. Pero hay algo que le dio un pinchacito en el estómago. Y no eran gases, eran remordimientos: "Olga era un amor". "Me mató conocerla", explica. "Me sentí tan mal... Y luego sí nos vimos alguna vez más, pero luego ya se cortó", concluye.

Asegura que estuvo enamorado de él, sí, pero eso ya es cosa del pasado. Ya no siente nada. Y ahora... ahora lo que quiere es largarlo todo.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio