Compartir
Publicidad

Alexandar Skarsgård... ay Omá que rico!!!

Alexandar Skarsgård... ay Omá que rico!!!
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ays… que estoy aún cegada por tanta belleza, así que si veis que mi redacción se vuelve incoherente es que las babas no me dejan teclear bien… Me he enamorado y quiero compartirlo. Sí, de él, del que viene de la Europa rubia: Alexandar Skarsgård.

Nuestra compañera Audrey ya nos había hablado de este pedazo de chicarrón del norte de 33 añazos, elegido 5 veces seguidas el hombre más sexy de Suecia... y por allí el ganado suele estar muy bien. Supongo que ya habréis reconocido a Eric, el vampiro malote de ‘True Blood’, ese al que yo le regalaba mi cuello y todo lo que quisiera.

Eric

La vida de este muchachote tiene para contar aunque no lo parezca. Hijo de Stellan Skarsgård, tan sueco como él, y que viene siendo el actor que hacía del padre de Orlando Bloom en la segunda parte de ‘Piratas del Caribe’ (sí, aquel lleno de mejillones). Empezó a actuar muy jovencito hasta que un día, con 14 años, decidió que lo de ser famoso no era para él, que pasaba de que lo reconocieran por la calle y le dieran la lata y además quería ser arquitecto. Lo dejó todo, pero en lugar de ir por la rama de la arquitectura empezó ciencias políticas, lo dejó e hizo el servicio militar en los marines, que por allí son ni más ni menos que 15 meses, que claro, dan para pensar un montonazo, así que vale, que la vida de famoso molaba.

Meekus

En menos de un año era ya una total y absoluta estrella en su país, como para no serlo con esa mirada… y es entonces cuando hace de uno de los amigos modelos lerdos totales de Ben Stiller en ‘Zoolander’ (ays, que risas). Después llegó ‘Generation Kill’, donde hacía de marine, pero es ese vampirazo vikingo de mil años, sheriff de la zona y dueño del garito de moda entre los vampiros, el que lo ha llevado a lo más de lo más por el mundo entero.

True+Blood

Pero no es todo… también sale en el video ‘Paparazzi’ de Lady Gaga, que parecía tonta cuando la cambiamos por el lapiz pero se pega unos refrotes con él… yo de todo esto sólo saco una conclusión: ¡Viva Suecia! Y os dejo que me voy a seguir viendo capítulos de ‘True Blood’.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos