La brutal discusión entre Miguel Frigenti y Amor Romeira en el pisito de 'Solos': "basura", "gentuza" y "carroñera" entre los descalificativos que se han dedicado

La brutal discusión entre Miguel Frigenti y Amor Romeira en el pisito de 'Solos': "basura", "gentuza" y "carroñera" entre los descalificativos que se han dedicado
Sin comentarios

Sí, por increíble que parezca sigue habiendo gente que paga 'Mitele Plus' para ver a los NiNis telecinqueros hacer lo que mejor se les da: nada. Sin embargo, de vez en cuando este pisito de 'Solos' fabricado de los mismos materiales que los WC portátiles de las ferias de los pueblos, de vez en cuando, alberga grandes momentazos que nos trasladan a aquella época dorada de los realities, cuando se invertía en ellos y no se llevaba a desconocidísimos de primer nivel como concursantes.

 

El reality churripuerco number one de la no tele ha reunido a los enemigos íntimos Miguel Frigenti y Amor Romeira ante la atenta (y silenciosa) mirada de Iván, el último tronista de la historia de 'Mujeres y Hombres y Viceversa'.

El cara a cara ha sido como para mandar a un reportero de 'Informativos Telecinco' para informar de un homicidio entre ambos o, incluso, de la subida de las temperaturas por la acalorada discusión que han protagonizado el colaborador de 'Sálvame' y la mendiga profesional de minutos de tele a costa de los chismes de terceros.

Frigenti y Romeira han tenido el detalle de pelear a grito pelao' por si algún espectador tiene problemas de audición y se ha gastado un dineral últimamente en GAES. Miguel llegó con la artillería pesada desde el minuto uno que pegó en el timbre del pisito acusando a Amor de haber propiciado su amistad con Carla Vigo (sobrina de Letizia Ortiz) para mantenerse en su posición de famosilla de segunda.

Amor ha entrado de lleno en la trifulca alcanzando unos decibelios solo perceptibles por perros de raza. La exgran hermana ha asegurado que si ella no está ocupando la silla de colaboradora de 'Sálvame' de la que ahora goza Frigenti es porque no es capaz de traicionar a sus amigos, como hizo el periodista con Alba Carrillo y una tal Marina de la televisión autonómica de Castilla la Mancha. Romeira ha firmado cada una de sus intervenciones con u elegante "eres basura" mientras que Miguel ha apostado por un correcto "eres gentuza".

"Tú no tienes amigos, porque para eso hay que valer, tener valores y tener dignidad, y tú eres una mala persona, falsa y rata televisiva, que vendes a todo el mundo por una silla, y salió en el PoliDeluxe cuando dijiste 'defiendo a Rocío Carrasco porque así tengo más trabajo'. Ese eres tú", ha proclamado Amor Romeira a las cuatro paredes de cartón piedra del pisito de 'Solos' mientras que su roomie miraba ojiplático este show en forma de entremés o microteatro protagonizado por estos dos intérpretes villanos.

Mientras rodeaban la mesa al más puro estilo del juego de las sillas en una nueva versión donde se sustituye la música por insultos e improperios de todo tipo, Miguel Frigenti ha sacado la carta del periodista ante el alegato hater de su combativa enemiga: "A mí no me hace falta tener amigos famosos porque yo tengo una profesión. La que necesita tener amigos famosos para hablar de su vida eres tú, porque eres un parásito", ha dicho mientras que Iván Díaz trataba de mediar para evitar que esta bronca fuera a más.

Tras entrar y salir catorce veces de la casa recurriendo al viejo truco de los colaboradores de 'Sálvame' consistente en rentabilizar las discusiones con salir antes del curro, Miguel Frigenti ha acabado pidiendo disculpas al más puro estilo telecinquero: justificando hasta el gapo que podría haberle echado en la bebida a Amor Romeira:

"Me han pedido que entrara al reality porque Amor había hablado de mí. He intentado hablar de buenas, ella no me ha dejado hablar en ningún momento, se ha puesto a gritarme. Me ha insultado en la puerta llamándome 'araña y tarántula' y ahí es cuando me he excedido en las formas porque es muy imposible mantener una conversación así. Pido disculpas a la audiencia", zanjaba el colaborador mirando al silencioso y bronceado interlocutor llamado Iván.

E9bdswoxobmrk Z
Temas
Inicio