Drew Scott, el gemelo "elegante" de los programas de decoración y reformas de Divinity, anuncia que va a ser papá (y estamos seguros de que el bebé vendrá con una viga bajo el brazo)

Drew Scott, el gemelo "elegante" de los programas de decoración y reformas de Divinity, anuncia que va a ser papá (y estamos seguros de que el bebé vendrá con una viga bajo el brazo)
Sin comentarios

Tienen hasta once programas distintos. Los gemelos Scott son como parte de la familia. Así que la noticia de que Drew Scott, el elegante, el estirado, el que no pega chapa al agua, va a ser papá junto a su esposa Linda, nos hace mucha ilusión.

Los Scott, en cualquiera de sus formas, son la maratón del fin de semana que nos ayuda a dormir después de comer, en este nuestro querido país de la "Siesta". Llevan años luciendo simpatía y, tras el enganchón del princpio (confesamos que Stranger Things no nos tenía igual de arrebatados), han pasado a ser, con toda generosidad, lo m´´ás visto de fondo mientras haces otras cosas. ¿Cómo no vamos a quererlos?

Los gemelos nos tienen embobados con su manera de tirar paredes y dejar espacios abiertos. Sobre todo porque esas casas que se hacen en EE.UU sí que son casas de papel y no la de Netflix. Con la emoción siempre de que haya algo que suba el presupuesto inesperadamente (nótese el oximorón: siempre-inesperadamente).

 

Pues bien, también Drew se encontró con problemas de infertilidad que ahora están resueltos, según vemos por su anuncio. Según declararon a la revista People, durante dos años han vivido el "martirio" de los tratamientos de fertilidad. Pero el día de las buenas noticias ha llegado: con una foto que lo dice todo. "Cuando comenzamos en este proceso, rápidamente nos sentimos increíblemente agradecidos con los médicos con los que hemos tenido la suerte de estar".

 

Toda la audiencia de Divinity somos un poco los titos de este bebé que llegará con unas vigas  bajo el brazo. Porque Drew ya nos presento a la que hoy es su mujer en su programa nada más conocerse, luego se hizo un casoplón en Los Ángeles con apartamento para su hermano Jonathan y al novia de este. Y luego, se casó en Italia en 2018. Él y su mujer, Linda, tienen un podcast. Y todo pasando por caja y dejándonos deslumbrados con su buen gusto (a todos menos a Cristiano Ronaldo que siempre va a más).

Esperamos que el bebé llegue con reforma, mudanza, casa en el campo, casa en la playa y algún que otro concurso a ver quién le hace la mejor habitación si papá o el tito Jonathan.

Pero sobre todo, que llegue sano y sea feliz "rodeado de amigos y familia", como siempre desean los gemelos en sus once distintos programas que en España emite Divinity.

Fotos| Drew Scott

Temas
Inicio