Publicidad

Aníbal Lester, un sugar daddy que ha cabreado muy mucho a Marta Peñate en 'La Isla de las Tentaciones 2': se acabó, ella pasa de recogerle la mierda a la Chihuahua

Aníbal Lester, un sugar daddy que ha cabreado muy mucho a Marta Peñate en 'La Isla de las Tentaciones 2': se acabó, ella pasa de recogerle la mierda a la Chihuahua
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

"Es una cría, tiene 10 años menos que yo", decía Lester, PoliLester defendiendo a la chica con la que se enfrentó su novia en el minuto 4 de programa. "¿Pero tú que eres un sugar daddy ahora o qué?" respondía Marta como frase principal del gran show que se ha creado al ver un ínfimo amago de su novio para ponerse de parte de la Chihuahuita. Ha estado a punto de morir de exagerada, sí. Él es un vístima, también.

Vaya chicken le ha montado Marta a Lester, se nota que es su primer idioma (el del salseo en los realitys digo), no como el pobre Tom que se ha tirado a todo lo que se mueve en la isla para hacer turismo porque no entendía bien como volver a casa. Un día de viento y de movimiento (que se tira a todo lo que se mueve habíamos dicho ¿no?)... ¡Pues que tiemblen las palmeras, que ha llegado el papi de Amsterdam para tirárselas! Volvamos a Martester.

Lester ha elegido para su cita a la Chihuahua, tal y como la definió su novia en las presentaciones donde decía que quería ser bombera para apagar fuegos (y agarrar mangueras), después de que le diera el collar al más guapo por pena, tal y como intuyó Lester. Sí, porque por gracioso y buen novio no creo.

A Marta Peñate eso le ha sentado como cuando invitas a alguien a cenar y te preguntan si lo que has servido es comprado. Obviamente sí, pero una norma no escrita dice que hay que fingir que el anfitrión lo ha cocinado. Aunque en la caja ponga Mc Donald's. De hecho, la ex gran hermana se ha planteado irse a Canarias nadando, que da como para una canción de las buenas de Don Patricio.

Marta, por su parte, también ha elegido a un macizorro bombero que podría aplastar a Lester con un corta uñas si quisiera. Pero eso no parece importarle a Lester que dice en uno de los avances "a veces soy un ángel y a veces un demonio". Vaya, que lo de Marta y Lester va a acabar como el Dawn Rosary (el Rosario de la Aurora), como mi despertador y yo cuando osa a equivocarse y sonar en fin de semana...

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios