Un micro abierto muestra la cara oculta de Sonsoles Ónega: la barbaridad que ha salido por su boca

Un micro abierto muestra la cara oculta de Sonsoles Ónega: la barbaridad que ha salido por su boca
Sin comentarios

Es el drama del directo. La tragedia que ha dejado en ridículo a tantos y cuántos presentadores de televisión a lo largo de la historia. Si un micrófono queda abierto durante la emisión de un vídeo, todo lo que se dice en un plató sale a la luz, y en gran parte de los casos, suelen ser tacos o expresiones malsonantes que jamás serían pronunciadas en antena.

La última en sufrir las malas artes del directo ha sido ella, Sonsoles Ónega. Esa presentadora de carácter bondadoso, empática y siempre correcta ha dejado de serlo durante un par de segundos. Ónega nos ha mostrado su cara oculta sin ni siquiera ser consciente de ello, y el gran público ha flipado en colores.

Este viernes, durante la emisión de 'Y Ahora Sonsoles', un micro abierto filtraba las palabras que la periodista jamás hubiese querido que se escuchasen. Tras dar paso a un vídeo, decía: "¿Qué hago con el puto libro?". En aquel momento, Ónega no era consciente de que su voz todavía se escuchaba en las casas de sus espectadores.

Cuando las cámaras volvieron al directo, la que fuera amiga de Ana Rosa Quintana se encontraba repartiendo Lejos de Luisiana, premio Planeta de la escritora Luz Gabás, entre el público. "No me puede gustar más esto, regalar libros...", decía con una sonrisa de oreja a oreja.

A través de Twitter, han sido muchos los que se han desternillado con la pillada a Sonsoles. Otros, en cambio, se han sentido defraudados al comprobar que Ónega es toda una experta en el arte de fingir.

Temas
Inicio