Se acabó la paz entre Ana María y Ortega Cano: el cruce de reproches que podría acabar en los tribunales

Se acabó la paz entre Ana María y Ortega Cano: el cruce de reproches que podría acabar en los tribunales
Sin comentarios

Nos vendieron un divorcio amable y sin grandes complicaciones, pero las cosas podrían cambiar de un momento a otro. El todavía matrimonio está en  trámites de separación, y Ana María, colaboradora habitual en Telecinco, ha revelado públicamente lo que Ortega jamás hubiera deseado escuchar.

Al torero nunca le gustó ver a su esposa sentada en el programa de Emma García. Era consciente de que jamás dejarían de hablar sobre él si Ana María seguí allí presente. Pidió a su mujer que no pronunciase su nombre en la tele, pero resultó imposible.

Aquello dinamitó la relación. Aldón está enganchada al cotorreo televisivo y Ortega no supo gestionarlo. Finalmente, decidieron acabar con el matrimonio y ambos comparten ahora un mismo objetivo: proteger al pequeño José María, consciente ya de muchas movidas televisivas.

Todo parecía haberse calmado entre Ortega y la ex frutera, pero este fin de semana todo ha vuelto a ponerse patas arriba. Ana María relató cómo vivió el nacimiento de su hijo, y su reflexión molestó al torero: "Otra vez sola con un hijo. Me volvía a ver sola con una criatura. La situación de verme así fue horrorosa", decía ella.

Ana María Aldón - Telecinco
Ana María Aldón - Telecinco

A través de Beatriz Cortázar, él se defendía de lo que consideró una acusación: "Se ha descrito una situación con la que él no está para nada de acuerdo, José asegura que no existió la soledad que tú has descrito, que Aniceto y la persona que os ayudaba en casa estuvieron contigo, y que el aparthotel en el que estabas con tus hijos era muy digno, también que su cuñado era el que se encargaba de sus negocios, no tú".

"Mi todavía marido se va a esperar a que yo termine de hablar, porque yo a lo que me refería es que a que yo me vi otra vez sola con un hijo sin el padre, ya me estoy cansando mucho a no tener derecho a nada, a no tener derecho a hablar de mi propia vida, igual que ha reaccionado ahora a lo que ha escuchado también podía haber reaccionado a otras cosas que se han dicho y ni se ha inmutado. Estoy muy quemaíta", sentenciaba Ana María para zanjar el tema.

Temas
Inicio