Secret Story: Bigote Arrocet y Alejandra Rubio se funden entre lágrimas en un emocionante abrazo tras dos años sin verse

Secret Story: Bigote Arrocet y Alejandra Rubio se funden entre lágrimas en un emocionante abrazo tras dos años sin verse
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Alejandra Rubio no lloraba desde que escuchó el insufrible disco de boleros de su abuela María Teresa y su entonces maromo (y eso que ha tenido rupturas y peleas con su tía Carmen Borrego a cascoporro este último año). Sin embargo, unas lágrimas se han colado este domingo en los ojos de la hija de Terelu durante la gala de 'Secret Story: La Noche de los Secretos' y no ha sido por ningún bostezo provocado por las ganas asintomáticas de presentar de Jordi González, sino por su reencuentro con el que un día fue su "abuelito": Bigote Arrocet.

No se veía compartir plano a una influencer junto a un señor mayor tan emocionados por lo mismo desde que Risto Mejide consoló a Laura Escanes por no haber editado bien su última foto. Alejandra se ha mostrado reticente a reencontrarse con su exabuelito postizo, pero que no tuviera trapos tendidos y que esta noche no estuviera lloviendo (como le ocurrió a Terelu el jueves) ha acabado propiciando este emocionante momentazo entre el exnovio de Mari Tere y la Rubio: "No me hagáis esto", decía la hija de Terelu.

Captura De Pantalla 2021 09 27 A Las 0 26 31

"Alejandrita" le decía Bigote a la nueva colaboradora estrella con la ternura con la que el abuelo de Heidi le ofrecía una hogaza de pan con queso a su nieta mientras le daba un beso en la bancada de tertulianos. Un gesto que ha emocionado a Alejandra tanto que no ha podido parar de temblar hasta ocupar el centro del plató de 'Secret Story' mirando cara a cara a Edmundo, que era una catarata de lágrimas piticlinas:

"No sé que decir... Hay cosas que me duelen porque no las entiendo, pero me alegra verte. No tengo ningún problema y voy a ser todo lo objetiva que pueda ser, al final han estado muchos años y me duele que la cosa este así", compartía Alejandra sintiéndose culpable por no ser la tipa dura que esperábamos (aquella niña de la escuela) en su reencuentro con el hombre que se fue a por Marlboro Gold y nunca volvió. Hombre, podría ser peor: Pipi Estrada. Al final la abuela ha elegido mejor que mamá Terelu...

Al final, la Kylie Jenner de las Camposhians ha reconocido que le puede el cariño que siente hacia Bigote, a pesar de no tener un buen tinte (como el de ella): "Me he querido mantener al margen, no me esperaba el reencuentro así porque no sabía si estaría enfadado. A Edmundo le recuerdo con sus cosas, pintando camisetas... Con él personalmente no he tenido ningún problema nunca. Siempre ha sido como muy paz", decía justificando sus lágrimas.

Temas
Inicio