Thaïs Blume: sin tetas no hay paraíso pero parece que sí que hay playa

Thaïs Blume: sin tetas no hay paraíso pero parece que sí que hay playa
2 comentarios


Cómo se lo pasa Thaïs Blume en la playa… seguro que mucho mejor que en el rodaje de ‘Sin tetas no hay paraíso’, ‘Hispania’ o ‘Gran Reserva’ porque no tiene encima la presión del rodaje, puede retozar con su novio por las playas sin problemas, juega a las palas, se va al chiringuito a por una de gambas… bueno, que hasta pierde la vergüenza y nos hace un topless como Dios manda, oiga usted, sin miedo ni vergüenza y dejando bien claro que eso de que sin tetas no hay paraíso para el resto no sé pero seguro que para su novio es una verdad igual de grande que… que las personalidad de esta muchacha (no, no vamos a poner las fotos, que no las tenemos y no es plan de ir por ahí haciendo barrabasadas).

Parece que ha querido disfrutar de una semanita de relax con su novio y olvidar la vida tan ajetreada de sus grabaciones, de estar todo el día entre focos y directores y desconectar de todo por un tiempo. Y para ello, Thaïs Blume ha elegido las playas de Cádiz, que Marbella o Ibiza a estas alturas del verano ya están colapsadas de domingueros, paparazzis y famosetes del tres al cuarto. Mejor por las tierras gaditanas que parece que hay como más tranquilidad.

Thaïs Blume

Eso sí, con el cuerpazo que se gasta la muchacha, no vayáis a pensar que el novio es del tipo Darek o algo que se le asemeje (lo siento pero como mi Darek hay bien pocos, las cosas como son). Un tipo bien normalito, de los que la mayor parte encontramos cuando veraneamos en las playas (si conocéis una en la que esté llena de Dareks, avisadme que hago las maleta y me plantó allí en cuestión de horas) pero que se deshace en carantoñas con su chica.

Thaïs Blume

Y eso sí, Thaïs el cuerpazo que tiene, porque lo tiene, es todo fruto de la genética que su querida madre le dio, de mucho esfuerzo, de una dieta equilibrada y sobre todo, como ella ha reconocido, de pegarse unas buenas jartás a bailar para arriba y para abajo, que además de mejorar los pasos le hacen perder kilos a marchas forzadas. El resultado desde luego que viendo las fotos, no hace falta alabarlo: se cae por su propio peso.

Fotos | Gtres

Temas
Comentarios cerrados
Inicio